IBM acerca la nube híbrida securizada a la mediana empresa con los mainframe z13s

Business IntelligenceCloudDatos y AlmacenamientoSeguridadServidores
2 15 2 comentarios

Los nuevos sistemas mainframe se enmarcan en la gama de entrada para facilitar a organizaciones de menor tamaño el acceso a tecnología de última generación, incluido el cifrado por hardware.

El mundo de los negocios está cambiando radicalmente con la transformación digital. Las nuevas tecnologías han modificado el paradigma empresarial hasta tal punto que el poder está ahora en el lado del consumidor, capaz de tomar decisiones de compra en base a la información recabada en Internet, redes sociales y demás fuentes.

Debido a ello, las organizaciones se ven obligadas a tener más presencia digital. Si no lo consiguen corren el riesgo de desaparecer, tal y como declaraba en rueda de prensa Germán Sánchez, director de Servidores de IBM SPGI, con motivo de la presentación de los nuevos sistemas mainframe z13s.

Son precisamente las máquinas que pueden facilitar esa transformación digital y “ser disruptor en vez de ser sorprendido por los competidores”, según sus palabras. Y es que las empresas necesitan actualizar su infraestructura de TI y abrazar las tecnologías basadas en cloud computing para ser ágiles y crear nuevos servicios rápidamente, siempre bajo la premisa de la seguridad.

IBM_New z13s MainframeLa nueva generación z13s llega al mercado para completar los modelos ya existentes (lanzados hace justo un año). La principal diferencia es que en esta ocasión se engloban dentro de la gama de entrada, de tal forma que incluso empresas de tamaño medio puedan acceder a tecnología que hasta hace poco tiempo hubiera sido inalcanzable para ellas. Obviamente, no estamos hablando de sistemas  tan económicos como los basados en arquitectura x86, pero interesantes si atendemos a la relación precio/prestaciones.

Inicialmente estarán disponibles dos modelos: N10 y N20, que comparten buena parte de las prestaciones más allá del número de núcleos (10 y 20) y capacidad de memoria (1 y 4 TBytes), siempre con la posibilidad de ejecutar Linux y z/OS, como ya ocurría con sus hermanos mayores.

Sin embargo, la nueva entrega z13s se caracteriza por ser capaz de procesar cientos de millones de transacciones cada día, pero además haciéndolo de forma cifrada sin que el rendimiento se vea perjudicado. Ese es el objetivo de los coprocesadores extra que incluye su arquitectura: Cada dato que se procesa y almacena en los z13s está cifrado.

Por si fuera poco, toda esta información se puede analizar en tiempo real para facilitar la toma de decisiones. No es necesario que las aplicaciones analíticas tengan que esperar a recuperar una copia de seguridad concreta para su análisis, sino que los datos, a medida que se generan, pueden pasar por sus engranajes en cada momento. Gracias a ello es posible identificar patrones de comportamiento concretos que en condiciones normales no se hubieran detectado hasta mucho más tarde.

Los z13s están diseñados con la nube híbrida en mente. Hay que tener en cuenta que más del 65% de las organizaciones TIC apostarán por este modelo antes de que finalice este año, mientras que para el próximo se espera que los escenarios de nube híbrida requieran más capacidades de gestión centralizada y servicios de seguridad.

El anuncio de los IBM mainframe z13s llega en un momento en el que la facturación relacionada con esta arquitectura ha crecido un 35% en 2015, con crecimiento trimestral de dobles dígitos desde que se lanzaran los z13. Gracias a ella, IBM ha conseguido 50 nuevos clientes y ha mejorado la capacidad de procesamiento un 28% en dichos sistemas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor