IBM podría vender parte de su negocio de servidores a Lenovo

CloudEmpresasMercados FinancierosProveedor de ServiciosProyectosServidores

El Gigante Azul viene de completar el primer trimestre de su año fiscal 2013, durante el cual ha facturado 23.400 millones de dólares y ha ganado 3.400 millones.

IBM ya sorprendió en 2004 cuando decidió desprenderse de su negocio de ordenadores personales, en lo que supuso todo un adelanto de la crisis actual que está atravesando el mercado de PC. Y ahora podría repetir jugada con idéntico comprador.

Y es que, si los rumores son ciertos, el Gigante Azul está intentando deshacerse de su negocio de servidores x86 y, con ese claro objetivo en mente, ya ha iniciado una ronda de negociaciones con la china Lenovo.

Según habría informado la propia Lenovo en un comunicado a la bolsa de Hong Kong que no ha entrado en mayores detalles, sus representantes se encuentran en negociaciones preliminares con “una tercera parte en relación con una posible adquisición”, tal y como recoge The Wall Street Journal.

De momento todo son conjeturas y se desconoce si las conversaciones entre ambas compañías están o no avanzadas, pero de llegar a buen puerto estaríamos ante una operación de miles de millones de dólares. Desde CRN ya la cifran en un rango de 5.000-6.000 millones, no en vano se estima que IBM amasó 15.400 millones de dólares por ventas de servidores en 2012, de los que 4.900 millones procedían directamente de la división x86.

Esta tecnología llegó en su día a incrementar rápidamente los ingresos de IBM, pero ahora la empresa se está quedando descolgada, cayendo al tercer puesto de vendedores en 2012 con un 15% de los beneficios totales justo por detrás de  HP y Dell, con un 21,8% y un 21,4%, respectivamente. De hecho, las tres compañías han visto decrecer su participación desde el 16,4%, el 32,4% y el 35% de 2011.

Parece claro que los servidores x86 continúan siendo de los productos más vendidos en volumen pero de los que menos ingresos reportan, algo que entorpecería los planes de la nueva CEO Virginia Rometty de expandir la cartera financiera de su compañía y mejorar resultados en la parte del hardware más allá de lo anunciado durante los últimos trimestres.

Durante el Q1 de 2013 que acaba de completarse, IBM ha conseguido ingresos por valor de 23.400 millones de dólares, unas ganancias de 3.400 millones y un beneficio por acción de 3 dólares exactos frente a los 3,06 dólares el título que esperaban los analistas.

La propia Rometty ha reconocido que “hemos crecido en ingresos operativos netos, en beneficio por acción y hemos ampliado nuestros márgenes operativos, pero no logramos todas nuestras metas para el período. A pesar de un comienzo sólido y la buena demanda de los clientes, no se cerraron una serie de transacciones de software y mainframe, que han quedado aplazadas para el segundo trimestre”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor