IBM rueda un stop-motion empleando átomos

ComponentesWorkspace
0 0 No hay comentarios

Ha recibido la certificación del Libro Guinness de los Récords como la película de stop-motion más pequeña del mundo. Bajo el título “Un chico y su átomo” se han empleado moléculas individuales a modo de píxeles.

Para realizar esta animación fue necesario un potente microscopio de 100 millones de aumentos que magnificase las 5.000 moléculas de monóxido de carbono que fueron necesarias para completar la película. El microscopio de túnel necesario opera a -268 grados centígrados y pesa más de dos toneladas, aunque lo realmente laborioso fue “dibujar” cada uno de los “fotografías” con las moléculas, labor que requería diez jornadas de 18 horas para cada imagen estática… y son 242 así que sacad la cuenta del tiempo que ha hecho falta para obtener este GIF animado molecular.

20130501-163012.jpg

El conjunto estaba gobernado por un ordenador normal y corriente pero los átomos estaban manipulados por una aguja especial capaz de atraer físicamente átomos y moléculas mediante una corriente eléctrica (como un boli y unas pelusillas, por hacer un símil doméstico) colocándolos a continuación en la posición adecuada para “dibujar” la imagen.

Una de las posibles utilizaciones prácticas de esta tecnología es la computación molecular puesto que una vez que se puede ordenar espacialmente la posición de los átomos se puede conseguir, como se ha logrado experimentalmente, un bit atómico, cuando 12 átomos han podido configurase para modificar su posición en función de la información almacenada.

vINQulo

Wired

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor