IBM Smarter Computing: La Infraestructura más inteligente

Workspace

En un mundo donde la cantidad de datos al alcance de los negocios no para de crecer ya no es posible gestionarlos con tecnologías de TI tradicionales.

La era del zettabyte ya está aquí y no tiene intención de frenar su evolución. En el plazo relativamente corto de algo más de un lustro, en 2020, nos situaremos ya en 40 zettabytes de información generada a nivel mundial. Pero, ¿puede hacerse una idea de lo que son realmente 40 zettabytes? Pues lo mismo que hacer que cada habitante del planeta cargue con un bulto de 5,2 GB. O el equivalente al espacio que se necesitaría para grabar en formato de 16-bit todas las palabras pronunciadas en la historia por nosotros… ¡y por nuestros antepasados! Y, para los más imaginativos, basta con señalar que el volumen de 40 zettabytes coincidiría con el de una colección de 40 murallas chinas.

IBM Smarter Computing bigSu potencial es enorme. Así lo está anticipando ya la consultora IDC, que nos informa que también en 2020 más de un tercio de todos esos datos residirá en la nube. ¿Y que ocurrirá este año? ¿Y qué sucederá durante 2015? Sin necesidad de irnos tan lejos como a 2020, el próximo año se estima que el contenido digital cuadruplicará su volumen.

La tendencia del Big Data es imparable. Y si los datos no dejan de avanzar en volumen, la única salida válida es aliarse con ellos. Recopilarlos, almacenarlos, cruzarlos, analizarlos, mimarlos y darles valor para que al final su existencia redunde en mayores beneficios para el negocio, permitan tomar mejores decisiones de futuro y acaben por permitir una diferenciación de la competencia. Pero para eso no vale solo con la buena voluntad. Se requiere la tecnología adecuada: una tecnología más inteligente para una empresa también más inteligente, preparada ahora para asumir los retos del mañana.

¿En qué consiste Smarter Computing?

La capacidad de respuesta es, precisamente, lo que ofrece IBM dentro de su estrategia Smarter Computing, que traducido sería algo así como una informática más inteligente. Smarter Computing es, en esencia, la apuesta de IBM por la innovación tecnológica en una época en la que todo gira alrededor de los datos y todo está indisolublemente conectado con independencia del tiempo y del lugar. Donde quien maneja los grandes flujos de información y sabe cómo sacarles partido tiene un gran tesoro. También significa poner a disposición de sus propios empleados una infraestructura de TI eficiente con la que puedan compartir resultados y extraer conclusiones sin desperdiciar ni un solo minuto.

IBM WatsonEn la amplia gama de productos de IBM existen, por ejemplo, herramientas para minería de datos, soluciones físicas de almacenamiento, software de inteligencia empresarial y técnicas de analítica predictiva en las familias Power y PureSystems. Hace poco se anunciaba al mercado la sexta generación de su arquitectura X para servidores, con un especial foco en cuestiones como la flexibilidad y la resistencia. Otro avance reciente que merece la pena destacar es FlashSystem 840 que permite el acceso a los datos en tiempo real, obteniendo niveles de servicio mucho más rápidos.

Uno de los componentes más relevantes de Smarter Computing es quizá el sistema de supercomputación Watson, que no sólo gestiona los conocimientos a gran velocidad sino que es capaz de comprender el lenguaje natural que utilizamos los seres humanos. Esto significa ir un paso más allá de lo que permiten otros avances, permitiendo establecer una relación más enriquecedora con las personas. Watson se hizo popular tras su aparición en el programa de televisión Jeopardy! en el que su inteligencia artificial venció con creces a la mente humana y, a partir de ahí, no ha parado en su evolución. Se ha atrevido a colaborar con eminencias médicas y también ha comenzado su andadura en el terreno móvil.

Los datos, la nube, la seguridad

Y es que, al final, todo acaba vinculado entre sí. Lo social con lo móvil. Lo móvil con los datos. Los datos con el saber. El saber con el análisis. El análisis con el rendimiento. El rendimiento con la nube. Implementar una infraestructura de cloud computing eficiente es fundamental si se quiere garantizar el éxito de un negocio focalizado en la analítica de los datos. La razón es muy sencilla. A medida que pasa el tiempo y una empresa se va haciendo con más y más datos de clientes que necesitan ser procesados, las obligaciones de espacio se vuelven también mayores. Los paradigmas tradicionales se han quedado obsoletos en inmediatez y autonomía, y no queda otra solución que avanzar hacia el futuro.

Y los productos de almacenamiento de IBM cumplen cualquier requisito de crecimiento cuando se piensa en el futuro, ya que dan soporte a infraestructuras cloud, reducen costes asociados a clouds privadas e incluyen funciones de virtualización. Además son productos extremadamente sensibles con la seguridad que rodea a los datos, cifrándolos y supervisándolos a cada paso para mantenerlos alejados de los ciberdelincuentes. Y es que, con tal volumen de información en la red, el botín es jugoso. IBM aporta una gestión avanzada de identidades para los procesos que regulan la autorización y el control de accesos, además de limitar la sobrecarga de los servidores, lo que explica que el 96% de los 100 bancos más prestigiosos del mundo le confíen a IBM unos servicios que son especialmente críticos y sensibles con la seguridad.

Llevar la seguridad al binomio de datos y cloud que acaba conformando el paradigma Smarter Computing implica una lealtad total con su proyecto. O una estrategia disruptiva imbatible. En plena época del zettabyte una decisión de TI acertada lo tiene todo para multiplicar su valor exponencialmente, porque son precisamente las decisiones las que guardan la llave del éxito. Son las que tienen capacidad para hacer resaltar su negocio de entre la multitud. Si se sabe como interpretar los datos, se conoce mejor a los clientes y éstos se sentirán más satisfechos con las decisiones tomadas. Las campañas serán personalizadas y la inversión monetaria, que también es importante, más efectiva. Todo pasa por la tecnología que elijas: y mejor si es Smarter Computing.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor