IBM avanza en el desarrollo de memorias intermedias ópticas

Empresas

Los investigadores de IBM han construido microchips ópticos que almacenan luz por períodos cortos de tiempo antes de dejarles continuar con su camino.

Este trabajo supone un importante avance para los diseñadores de chip que esperan un día utilizar “memorias intermedias ópticas” en procesadores superápidos que utilicen fotones en vez de electrones para su potencia de procesamiento.

La luz es buena para transmitir información a gran velocidad porque su señal puede ser encendida y apagada rápidamente. Pero dado que los fotones interactúan sólo débilemente unos con otros y con materiales transparentes, son difíciles de almacenar.

Por eso, mientras en la actualidad las redes utilizan la luz para transmitir información a gran velocidad entre los dispositivos, las señales ópticas deben ser convertidas en formas eléctrónicas antes de que puedan ser almacenadas, procesadas o movidas en un chip.

Las fuertes interacciones de los electrones entre ellos y con los conductores limita la velocidad a la que pueden transmitir la información, por lo que se teme puedan pronto alcanzar su límite. Por ejemplo, en el chip CELL desarrollado para los juegos por IBM, Sony y Toshiba, la información tiene que ser transmitida electrónicamente entre siete núcleos de procesadores, lo que fuerza al máximo la capacidad de esta tecnología.

Dentro de diez años, sin embargo, no habrá siete núcleos sino cientos en un chip, según Yurii Vlasov, físico en el centro de investigación de IBM de Nueva York, responsable de las nuevas memorias intermedias. Si se conectan estos núcleos a través de la luz se habrá solucionado el problema.

Más información.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor