IBM ayudará a paliar el hambre en el mundo

Empresas

World Community Grid, organización auspiciada por ‘Big Blue’, colabora con la Universidad de Washington para obtener un arroz más resistente a las plagas.

IBM, mediante la World Community Grid, están desarrollando junto a la Universidad de Washington un proyecto cuya finalidad es obtener un arroz que sea más nutritivo y más resistente a las plagas colaborando así a paliar la desnutrición en el mundo.
World Community Grid es un programa de responsabilidad social corporativa creado por IBM en el año 2004. Se trata de un superordenador que se nutre de la energía de los ordenadores de usuarios voluntarios que ceden los servicios de sus máquinas mientras no lo están utilizando. A parte de la coordinación para la utilización de todos estos PC, IBM suministra el software necesario y consigue la comunicación entre todos los ordenadores, ya soporten Windows, Linux o Macintosh. El superordenador de ‘Big Blue’ es el tercero más grande del mundo.
Ram Samudrala, profesor de la Universidad de Washington, es el líder de dicho proyecto, llamado ‘Nutritious Rice for the World‘, cuyo objetivo es obtener información genética del arroz y utilizar algoritmos matemáticos y modelos tridimensionales computerizados para descubrir exactamente el proceso de cómo las proteínas interaccionan unas con otras dentro del arroz.
De esta forma el equipo de Samudrala podrá obtener información que permitirá la creación de granos híbridos de arroz que sean óptimos para resistir sequías y plagas, sea más nutritivo y a la vez con buen sabor.
“Podemos hacer que los acontecimientos se sucedan de una forma más rápida”, ha señalado Samudrala, que se aventura a afirmar a BusinessWeek.com que en cinco años podrán llevar a los agricultores sus nuevos descubrimientos.
Éste es un ejemplo claro de cómo la tecnología puede contribuir a solucionar uno de los problemas más acuciantes de los últimos tiempos: dar de comer a una población mundial que no para de crecer. Una fórmula que sólo requiere del tiempo de las personas.
“Hay quien firma cheques para causas sociales. Otros, en cambio, contribuyen con tiempo, algo que no cuesta nada”, sentencia el profesor Samudrala.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor