IDF 2012: Intel transforma ultrabooks y “all-in-ones” en tabletas gigantes

MovilidadPCProveedor de ServiciosProyectosWorkspace

La compañía de Santa Clara se ha propuesto revitalizar el mercado PC con dos nuevas categorías: los ultrabooks convertibles o desmontables y los todo en uno adaptables o flexibles.

Durante la celebración del Intel Developer Forum (IDF) 2012, el conocido fabricante de chips ha dejado claro que quiere convertir las computadoras portátiles e incluso los ordenadores de escritorio en dispositivos mucho más ligeros, hasta mimetizarlos incluso con las populares tabletas. Y, de esta manera revertir la caída del mercado PC.

De hecho, ha presentado dos nuevos “factores de forma” con los que pretende recuperar clientes.

En primer lugar, dentro de su categoría estrella de ultrabooks, se incluirán nuevos modelos como el “ultrabook convertible” y su subgénero el “ultrabook desmontable”. En ambos casos se trata de jugar con el concepto de dispositivo híbrido, permitiendo que el teclado se esconda o se elimine completamente para dar paso a un tablet PC en toda regla.

También se espera dar un paso adelante con la incorporación de los chips Core de cuarta generación, bautizados como “Haswell”, que sólo consumirán 10 vatios y que acercarán las propuestas de Intel a las típicas tabletas con arquitectura ARM. Eso por no hablar de los avances en tecnología de reconocimiento táctil y de voz, en pagos vía NFC y en carga inalámbrica.

En segundo lugar, el apartado de los sobremesas recibirán este mismo otoño a los nuevos “all-in-one adaptables” o flexibles. Esta categoría también ha sido bautizada como “desktap”. Es decir, máquinas con pantallas de al menos 20 pulgadas que se pueden encoger con facilidad o deshacerse de componentes para que sea más fácil desplazarlas de un lugar a otro.

Para que todo esto sea posible y los dispositivos sigan trabajando mientras transcurren los desplazamientos o los cambios de estructura, Intel está colaborando con sus socios de fabricación para mejorar las baterías. Además, la compañía de Santa Clara confía en el lanzamiento de Windows 8 como todo un revulsivo para su cartera de productos.

Y es que, tal y como resume el responsable de la unidad de PC de consumo de Intel, Kirk Skaugen, “los límites entre categorías están desapareciendo”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor