IFA 2011: bajo la sombra de Apple

AlmacenamientoDatos y AlmacenamientoEmpresasMovilidadSmartphonesTabletas
apple-ifa

La feria de electrónica de consumo de Berlín fue monopolizada por Cupertino a pesar de no estar presente con el veto al Galaxy Tab, y los intentos de lanzar iPads y Macbook Airs killers.

Un año más, Berlín acogió la IFA, la feria de electrónica de consumo más importante de Europa, y un año más, Apple juzgó que no era necesario acudir a la cita. No obstante, la firma de Cupertino fue una de las protagonistas de forma indirecta de esta edición de la IFA: no estuvo presente de forma física, pero su espíritu (¿su sombra?) cubrió muchos de los anuncios más importantes, y su nombre llenó muchos titulares.

Las razones para esta presente ausencia de Apple fueron de dos tipos: por un lado, el hecho de que muchos de los productos presentados por firmas rivales parecían diseñados para competir directamente con los productos estrella de la compañía; por otro lado, el control de Apple se hizo patente cuando Samsung se vio obligada a retirar su Galaxy Tab 7.7 por mandato judicial tras la demanda de los fabricantes del iPad.

¿No hubo grandes lanzamientos? ¿No hay un nuevo producto por el que los principales fabricantes apuesten? Sí los hubo: la IFA 2011 fue la edición de los tablets pequeños y de los ultrabooks. Las grandes promesas, mientras tanto, el 3D y la televisión conectada, fueron dejadas un poco de lado.

Los ultrabooks: a por el Macbook Air

Se sabía desde que hace unos meses Intel presentó su nuevo concepto de portátiles ultrafinos, los ultrabooks, y varios fabricantes decidieron subirse al carro: en la IFA 2011 verían la luz una nueva generación de portátiles destinados a ponerle las cosas algo más difíciles al Macbook Air de Apple, y así fue. Tanto Acer, como Lenovo, Asus y Toshiba presentaron sus propuestas.

El primero fue el Portegé Z830 de Toshiba, que llegará (posiblemente) a finales de año: se trata de un portátil con pantalla de 13,3 pulgadas y un grosor total de 15,9 mm. Toshiba no ha dado detalles acerca del interior de su ultrabook, pero sí ha apuntado todos los puertos que tendrá (USB 3.0 y 2.0, lector de tarjetas SD, salidas VGA y HDMI…), dejando claro que su delgadez no significa falta de capacidad.

Acer tampoco se perdió la fiesta y presentó su Aspire S3, también de 13,3 pulgadas pero todavía más fino, con solo 13 milímetros de grosor. De este se sabe que llegará a finales de septiembre y que podrá ser comprado a partir de los 799 euros. Al estar más cercana la fecha de su lanzamiento, sí se sabe cuál será su procesador: se podrá elegir entre un Core i3, i5 o i7, y el almacenamiento podrá ser unidad SSD o disco duro.

Lenovo, por su parte, ha tirado la casa por la ventana y ha presentado no uno, sino tres ultrabooks: la serie IdeaPad U con el S300, el S300s y el S400; siendo el primero el de gama más alta (distintas opciones de almacenamiento, todos los puertos incluidos por los anteriores y el precio más elevado, 1.195 euros). En cuanto a Asus, después de haber asegurado que lanzaría siete ultrabooks en octubre, presentó solo dos modelos, el UX21 y el UX31.

Los tablets se hacen pequeños

La IFA 2011 también mostró un pequeño cambio de tendencia en la búsqueda del iPad killer, y tras intentarlo durante varios meses, los fabricantes parecen estar optando por ir hacia donde Apple no ha ido, fabricando tablets más pequeños, de 7 pulgadas para abajo. Aunque en este mercado ya había jugadores como el BlackBerry PlayBook o el HTC Flyer, durante la feria hubo nuevos recién llegados.

Es el caso de Samsung, cuya intención antes de que Apple y un juez la frustraran era presentar su Galaxy Tab de 7,7 pulgadas. Pero este no es el único tablet pequeño por el que ha apostado el fabricante, que también introdujo su Galaxy Note, un híbrido entre tablet y smartphone de 5,3 pulgadas destinado al usuario profesional. Sony, por su parte, ha presentado su Tablet P, de 5,5 pulgadas; y se espera además que tanto Dell como Amazon sigan esta tendencia.

Eso sí, casi todos ellos van con Android, lo que si la justicia continúa dándole la razón a Apple en sus quejas acerca de infracción de patentes podría perjudicar a todos los fabricantes que han optado por el sistema operativo móvil de Google.

En segundo plano: más smartphones, 3D sin gafas y televisiones inteligentes

La IFA 2011 dio además para continuar ampliando la gama de smartphones, con mucho Android y algún Windows Phone 7 Mango, que ya empieza a despuntar. En este sentido, los grandes anuncios fueron el HTC Titan y el HTC Radar, que confiarán en la plataforma móvil de Microsoft y serán los primeros terminales en incluir Mango. Ambos llegarán ya a finales de mes y suponen el primer alejamiento de Android por parte de la compañía taiwanesa, una tendencia que se espera que se acentúe tras la compra de la división de móviles de Motorola por parte de Google.

Otra de las grandes promesas de la feria era la de la llegada de los primeros grandes televisores que ofrecían la posibilidad de ver imágenes en 3D sin necesidad de utilizar gafas. Aunque sí hubo anuncios (tanto Toshiba como Philips han hecho sus anuncios), la cosa parece todavía algo lejana: la televisión de Philips se empezará a producir en 2013, y si bien la de Toshiba podría llegar ya este año, su elevado precio (se rumorean unos 5.700 euros) podría lastrar su penetración en el mercado.

Todas estas televisiones, por supuesto, son también inteligentes, ya que la tendencia de las smart-TV sí parece haber calado entre los fabricantes, que hasta están trabajando juntos (es el caso de LG, Sharp y Philips) para desarrollarlo. No obstante, y aunque casas como Sony, Toshiba y Panasonic sí han presentado ya sus dispositivos, la tecnología parece estar todavía bastante verde.

La conclusión general de este IFA 2011 es quizá poco contundente: entre la carrera por alcanzar a Apple por un lado, y las tecnologías inmaduras por el otro, la electrónica de consumo avanza a un ritmo algo pausado. Este año ha habido más evolución que revolución. Seguro que en Cupertino están contentos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor