iLiad, el competidor holandés de Kindle

Movilidad

El lector de libros electrónicos iLiad, de la compañía iRex, soluciona dos de los problemas más criticados de los dispositivos de Sony y Amazon: la conectividad y la posibilidad de hacer anotaciones.

En lo básico, el lector se parece bastante a los dispositivos Reader y Kindle. Los tres comparten la tecnología e-Ink lo que significa una calidad de pantalla excepcional. Los tres requieren el mismo tiempo para pasar página (unos dos segundos) y admiten archivos en PDF, HTML, texto, JPGs y libros Mobipocket. En cuanto a la batería, esta tecnología consume muy poca energía. Sin embargo, el iLiad utiliza sensores Wacom (para las anotaciones) lo que le hace consumir más batería que a los otros.

En lo que se refiere a la conectividad, el iLiad no tiene rival: USB, Ethernet, WiFi (en redes WPA), unidad flash USB, tarjeta CompactFlash o SD.

Otra de las ventajas del iLiad es su función de anotaciones al margen, con la que uno puede escribir en la pantalla, dibujar e incluso componer música. Esto es posible gracias a la inclusión de un panel sensor Wacom instalado directamente detrás de la pantalla. El panel genera un campo magnético, pero sólo cuando se saca el lápiz de su lugar. Entonces, un circuito de resonancia del lápiz recibe la energía magnética y la utiliza para transmitir una señal de vuelta al panel del sensor, lo que hace que pueda leer el lugar del lápiz, su ángulo y la velocidad. Es bastante preciso, siempre y cuando no quieras hacer dibujos complejos de ingeniería.

En cuanto al precio, lamentablemente, el iLiad no se distingue mucho de Kindle y Reader. Es sin duda su peor baza. iRex los vende en su página web a 649 euros.

vINQulos
Ars Technica
Libros electrónicos, una revolución silenciosa

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor