¿Qué implica la desinversión de Telefónica en Portugal Telecom?

Empresas

Zeinal Bava acusa a Telefónica de traición y apunta: “No sé si vendió o no” apelando a la firma de equity swap.

El rumor surgió a mediodía. Sus protagonistas lo confirmaron durante la tarde. Telefónica, socio mayoritario en Portugal Telecom (PT), al poseer el 10% de las acciones de la compañía había reducido su peso al vender el 80% de su participación, el 8% de PT.

Algunas estimaciones posicionan en 640 millones de euros los ganados, pero la multiplicación del número de acciones vendidas y el precio pagado por cada una de ellas, lo pone más cerca de los 500.

Ahora sólo tiene el 2%, un gesto de buena voluntad para la española para con su socia lusa... a la que siempre le dolió la presencia de Telefónica en su accionariado. Salir del capital de PT era el caramelo con el que se quería atraer a los accionistas de la compañía para que aceptasen la venta de la parte que les corresponde de Vivo.

Dar el premio antes de hacer la buena acción podría ayudar a acabar de convencer.

¿Es una nueva medida de presión? ¿Un nuevo giro de tuerca en un momento en el que las cosas parecían ponerse difíciles al no parar los analistas de mercado de hablar de una inminente subida de oferta (que no se produjo) para poder obtener el sí quiero?

Por ahora a Zeinal Bava, el CEO de PT, la venta no le parece más que una “traición”: “No sé si Telefónica vendió o no“, asegura, como recoge la prensa lisboeta, “lo que parece que hicieron fue un esquema financiero. No creo que esto sea una venta efectiva”.

Y es que el gesto de buena voluntad podría tener dos caras. Telefónica ha comunicado la firma de contratos de equity swap por el capital de acciones vendidos. Como apunta la agencia Efe, este contrato de derivados permitiría a Telefónica beneficiarse en caso de que las acciones de la compañía subiesen, aunque ya no sean suyas las acciones. “Entendemos que este esquema financiero agresivo es en el último momento y no comprendemos las razones”, apuntaba Bava esta mañana.

Aunque por muchos subterfugios o chanchullos, lo cierto es que las acciones pertenecen ahora a otras manos… y que Telefónica no se habrá pillado los dedos dejándolas en manos de alguien eminentemente hostil.

TPG-Axon Capital Management es una de las compradoras: la compañía de inversión cuenta ahora con el 4,24% del capital social de PT y los derechos de voto asociados. UBS AG ha ampliado su peso en la compañía, ha comprado a Telefónica y se ha posicionado en el 5,84%. En total: 10,08% de la teleco.

Podría no votar

Se sabe los nombres de quienes han aumentado sus acciones. Se sabe el recurso de los equity swaps. PT habla de traición y venta quizás sí, quizás no. Así que los operadores de mercado podrían frenar a los compradores y por tanto la transmisión de derechos de voto de Telefónica.

A la española le saldría el tiro por la culata: los nuevos compradores no llegarían a tiempo y no podrían votar a favor de la venta.

Algunos analistas recomiendan ya la venta, aunque la dirección de PT continúa apelando a la B de Brasil… y de BRIC para salvaguardar la presencia en el continente.

El tira y afloja al menos no va para largo. En seis días, estará la respuesta.
Última hora: Telefónica sale al paso de las sospechas y confirma que no recomprará los títulos de PT

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor