Imprime su propio castillo

ImpresiónWorkspace

Parece convertirse en la panacea. La impresión 3D es capaz ya incluso de permitir que algunos tengan lo que siempre desearon de pequeños: su propio castillo. Y además en un tiempo razonable. Cuatro meses es lo que ha tardado un ciudadano de Minnesota en tener en el jardín su propio castillo hecho mediante impresión 3D.

Capa sobre capa, en este caso no de los plásticos que suelen emplearse habitualmente en la impresión 3D sino con cemento. Un material que además parece más apropiado si se trata de construir un castillo, o mejor dicho, imprimir en 3D tu propio castillo.

La construcción, perdón, la impresión, no ha sido especialmente complicada pero sí laboriosa. La yuxtyaposición de capas de cemento ha necesitado de un total de 4 meses  a Andy Rudenko, empeñado como estaba en demostrar al mundo que la construcción de edificios no necesariamente está ya reducida a apilar ladrillos, bloques de cemento o vigas de acero junto a placas de cristal.

Rudenko explica que cuando anunció su propósito no encontró precisamente respaldo y confianza entre quienes conocieron del asunto pero ahora por fortuna puede mostrar orgulloso algo de lo que poca gente puede presumir: su propio castillo, y más aún, algo de lo que menos gente aún puede enorgullecerse: un castillo hecho por él mismo.

castillo impresión 3D

Si bien es cierto que la construcción es sólida y de un tamaño respetable lo cierto es que tampoco supone una edificación de gran tamaño. No olvidemos que es una opera prima así que hay que valorar la naturaleza de primer (y exitoso) intento más con un ánimo decorativo que habitacional. Ahora Rudenko se ha venido arriba y anuncia que continuará con sus proyectos de impresión 3D de edificios, y el próximo sera una casa completamente habitable.

vINQulo

3Dprint.com

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor