Un solo incidente de seguridad puede hacerle perder 861.000 dólares a una empresa

CiberguerraEmpresasGestión de la seguridadSeguridad
0 18 No hay comentarios

Eso si son grandes compañías, ya que a las pymes les provoca de media 86.500 dólares en pérdidas.

¿Cuánto cuesta un incidente de ciberseguridad a las empresas? ¿Y cuánto dinero dedican éstas a protegerse? Ambas respuestas dependen del tipo de compañía del que se hable.

Kaspersky Lab calcula que a las empresas de gran tamaño, un único incidente le cuesta de media 861.000 dólares. Aquí se tienen en cuenta desde la contratación de especialistas a la mejora de las medidas de seguridad de las que se dispone o la pérdida de oportunidades. Así, por ejemplo, unos 79.000 dólares irían destinados a formación y otros 85.000 a conseguir ayuda externa.

Las pymes, mientras tanto, pagarían 86.500 dólares por incidente. Eso sí, luego hay que tener en cuenta otras casuísticas, como es el momento en el que se detecta el problema. Los negocios que tardan una semana o más en darse cuenta acaban destinando un 44 % más de dinero que las empresas que descubren la violación en el día.

En cuestión de presupuestos, las grandes compañías dedican a seguridad el 21 % de lo que tienen para temas TI. Las pequeñas, un 18 %. Así, la cifra final puede variar desde el millón de dólares hasta únicamente 1.000 dólares.

“La media del presupuesto de seguridad TI ‘vale’ sólo 2,5 ciberataques una vez que todas las pérdidas directas e indirectas son tenidas en cuenta”, estima Vladimir Zapolyansky, Jefe de SMS Marketing en Kaspersky Lab. “Con miles de amenazas atacando el mundo empresarial cada día, una seguridad cibernética eficiente definitivamente merece la pena”. Zapolyansky añade que las empresas son conscientes de la amenaza, ya que “el 59 % de los negocios pequeños y medianos y el 62 % de las compañías dicen que van a mejorar su seguridad, independientemente de la capacidad para medir el retorno”.

“Sin embargo”, recalca este profesional, “el tiempo de reacción después de la violación tiene un impacto directo en las pérdidas financieras. Esto es algo que no puede ser solucionado a través de aumentos de presupuesto. Se requiere talento, inteligencia y una actitud ágil hacia la protección de la propia empresa”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor