Indra y Gas Natural, una historia de desamor

Empresas

La gasista cierra la venta: 127 millones por el 5% de la tecnológica, lo que valora a la firma en 2.540 millones de euros.

En la fusión Gas Natural-Unión Fenosa, uno de los principales movimientos en el mercado energético de los últimos años, la tecnológica Indra fue la invitada sin voz ni voto, a pesar de que las decisiones de unos y otros eran de vital importancia para la firma.
Unión Fenosa era el principal accionista de Indra, con un 18% de los títulos, y Gas Natural no acaba de verle lo bonito a la tecnológica. Tras el anuncio de la fusión en verano de 2008, la sombra de Gas Natural se proyectó constantemente sobre la tecnológica. Aunque hasta que Fenosa no se integró por completo (el año pasado) en la gasista  la compañía no se pronunciaba e insistía en que Indra no era todavía suya, varias declaraciones señalando la intención de salir de algunos activos poco estratégicos ponían a Indra en la picota.
En julio de 2009, Unión Fenosa vendía el 10% de Indra a Corporación Alba y el 3% a inversores, preparando el terreno para la salida de Gas Natural de aquellas empresas que no le interesaban. Ayer, la gasista finiquitó su presencia en la tecnológica, iniciando el proceso de venta del 5% que le restaba.
“Una participación del 5% es un porcentaje pequeño en relación con el total del capital del grupo, por lo que no creemos que suponga un cambio sustancial”, han señalado desde Indra a Europa Press, destacando que esta venta no desestabilizará en absoluto a la firma.
Las acciones ya tienen dueño, como se encargó de señalar en un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Gas Natural tras el cierre de mercados.
“Gas Natural comunica la finalización del proceso de colocación privada
de acciones de Indra Sistemas, S.A. (Indra) encargado a J.P. Morgan Securities Ltd”, señalaba la gasista. Las acciones se vendieron por 15,50 euros, suponiendo un total de 127 millones de euros.
Esta cifra permite valorar el total de la compañía en 2.540 millones de euros.
De este modo, acaban ya las relaciones entre la tecnológica y la heredera en su junta de Fenosa, una relación que a Gas Natural no convencía desde el principio.
“Gas Natural no mantiene participación alguna en el capital social de Indra con quien seguirá manteniendo una estrecha relación como proveedor esencial de tecnología y sistemas de gestión y operación”, concluye su comunicado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor