Indra y Gas Natural: ¿el culebrón del verano?

Empresas

La gasista no podría vender su participación en la tecnológica hasta el próximo año.

Como en los mejores matrimonios, con los novios viene toda la familia. Y en el caso del recién creado enlace entre Gas Natural y Unión Fenosa, la familia es la participación en varias empresas TIC y de telecomunicaciones que la gasista no parece ver de su interés.
Hace poco más de dos años, cuando Unión Fenosa e Indra negociaban sobre la adquisición de Soluziona, la eléctrica gallega defendía su diversificación hacia el sector tecnológico.
“La operación refuerza la voluntad de Unión Fenosa de apostar por el sector de la consultoría y los servicios de tecnología de la información desde una plataforma española líder indiscutible del sector”, explicaba la empresa en una nota de prensa de la época.
Fenosa buscaba introducirse en un nuevo sector del mercado y, para ello, el matrimonio con una de las empresas líderes a nivel estatal era un plus con un atractivo más que alto. La compañía energética acabó así haciéndose con el 11 por ciento de Indra, en una operación blindada por varias condiciones y que la posicionaba en medio del liderazgo sectorial.
Y, ahora, Gas Natural recoge los frutos de ese esfuerzo, resultados ante los que no parece mostrar el mayor interés, según las informaciones de la prensa especializada.
La participación en Indra es una de las que la compañía ya ha anunciado que venderá, en un intento de ganar liquidez para poder afrontar el pago de la propia adquisición de Unión Fenosa.


Venta que, recordando las condiciones de pacto negociadas en 2006, puede no ser tan fácil.
Antecedentes Soluziona
Soluziona era, hasta el verano de 2006, “el suministrador principal de Unión Fenosa” en materia de servicios, consultoría y proyectos TIC y disponía del 44 por ciento de este mercado tomando como base la implantación en el sector de la energía y utilities.
Aún así, tomando el mercado como absoluto, estaba lejos de ser una de las compañías líderes. En 2005, y a pesar del crecimiento de las principales enseñas de la competencia, Soluziona detentaba el 2,5 por ciento del mercado o, lo que es lo mismo, un 0,3 por ciento menos que en 2004.
Aunque el pacto entre una y otra empresa traía consigo unos cambios en la estructura del sector “limitados”, según el informe elaborado por la Dirección General de Defensa de la Competencia, daba a Indra el liderazgo del sector y la situaba a una distancia corta pero cómoda de la número dos.
Por ello, Indra y Unión Fenosa (que detentaba el 100 por cien del accionariado de Soluziona) negociaron la absorción de la consultora TIC de la eléctrica por parte de su directa competidora.
Para pagar a la eléctrica el precio de la fusión (Soluziona tenía, según las estimaciones que Indra facilitaba a los medios, unas ventas agregadas estimadas de 355 millones de euros), la tecnológica lanzó una ampliación de capital y subió en dos personas el número de delegados de su consejo directivo.


¿La principal beneficiada? Unión Fenosa. La eléctrica introducía a su presidente y a su consejero delegado en el control de la tecnológica y se hacía con 280 millones de euros en acciones de Indra.
Condiciones acuerdo
Fenosa se convirtió así en uno de los principales accionistas de la compañía, consiguiendo además aumentar su capital hasta la fecha en un cinco por ciento. De este modo, superó a Caja Madrid (un 15 por ciento), a Cajastur (un 5 por ciento) y a la familia del Pino (un 5,7 por ciento) como principal accionista de la empresa.
Pero esta situación de predominio no era gratuita. Unión Fenosa debió comprometerse a no comprar acciones de la competencia durante los cinco años siguientes y a no vender su participación de Indra a otras empresas del sector en otros cuatro.
Aunque éste no fue el principal blindaje. El más importante, o el que en mayor medida afecta a Gas Natural, es el que obliga a la eléctrica a no vender su participación en Indra en el plazo de dos años.
Esta cláusula es la que obliga a la gasista a permanecer en el accionariado de Indra hasta, al menos, el próximo ejercicio fiscal.
¿Atrapada en Indra?
Por lo tanto, ¿está Gas Natural atrapada a su pesar en Indra? La prensa económica ya empieza a hacer cábalas de quién podría hacerse con el paquete accionarial de la tecnológica. Los inversores institucionales son la opción que cuenta con más apoyos. 
A pesar de todas estas noticias, la compañía recuerda que por el momento sólo se ha hablado de “desinversiones” de forma general y que, como explican a Silicon News fuentes de la empresa, deben estudiar todos los casos. Las decisiones definitivas no están, por tanto, tomadas.
Indra, el otro protagonista de este culebrón veraniego de ventas y contraventas, prefiere no hacer ninguna declaración y, por el momento, se mantiene en un discreto segundo plano.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor