La industria de chips, amenazada por las guerras de precios

AlmacenamientoDatos y Almacenamiento

El alarmante descenso de precios en algunos tipos de semiconductores en una
lucha abierta por conseguir cuota de mercado hace tambalearse las previsiones de
venta del sector.

La industria de semiconductores está acusando la
guerra
de precios
iniciada entre Intel y
AMD. Así, como anunciábamos hace unas
semanas, el sector ha tenido que
revisar
a la baja sus previsiones de ventas
para el conjunto del ejercicio fiscal,
después de un primer trimestre más débil de lo esperado.

De este modo, si bien la SIA
(Asociación de la Industria del Semiconductor, según sus siglas en inglés)
que pensó en un principio que el crecimiento sería alrededor de un 10 por ciento
este año, ahora ahora cree que se tratará de tan sólo un 1,8% con respecto al
2006.

El motivo habría que buscarlo en el fuerte descenso que han sufrido los
precios en un breve espacio de tiempo. Esta caída comenzó en torno a marzo
-cuando la industria del disco duro sufrió una caída similar- y parece estar
provocado, a priori, por gigantes de la industria como Intel y AMD, que pelean
por su cuota de mercado utilizando los precios como arma.

Sin embargo, la bajada de los precios no se limita a Intel. De hecho, el
precio medio de venta de la memoria DRAM, la usada en PCs, cayó un 33% de
diciembre a abril, mientras que los de las memorias Flash descendieron en torno
al 35% anual, aunque las ventas han aumentado un 54%.

Y es que el hecho de que muchas empresas tengan que competir por cuota de
mercado es una cuestión dominante que está condicionando la industria. En este
sentido, diferentes fabricantes asiáticos, principalmente chinos y taiwaneses,
se están haciendo cada vez más agresivos y competitivos para conseguir su parte
de mercado. Fruto de esto, surgen las alianzas, como la protagonizada entre
Micron e Intel, que previsiblemente les
permitirá copar una gran parte del sector de memorias flash.

Además, estos nuevos competidores, que con frecuencia fabrican chips para
otras compañías que no cuentan con sus propios centros de producción, disponen
de una capacidad superior a la de cualquier fabricante medio, por lo que éstos,
para ponerse a su altura, ofrecen descuentos.

En cualquier caso, desde
CNet
pronostican que todo volverá a su cauce, ya que las fábricas están
produciendo actualmente a un 80% de su capacidad. Al mismo tiempo, la demanda
para componentes electrónicos sigue manteniéndose en niveles buenos y no están
produciéndose cambios dramáticos en materia de innovación. Por último, las
ventas se mantienen a niveles aceptables.

Todo ello hace prever una recuperación para la segunda mitad de 2007, cuando
los actores de este sector auguran un incremento de la demanda típico de estas
fechas. Acorde con esto, la WSTS mantiene
además que la demanda del mercado de semiconductores en 2008 y 2009 se verá
impulsada por el auge de equipos electrónicos, tales como ordenadores
personales, teléfonos móviles y otros dispositivos digitales.

La SIA, por su parte, predice que el cómputo anual de crecimiento para la
industria del chip alcanzará un promedio del 5,5% hasta el 2010.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor