La industria española del videojuego aún tiene mucho por aportar al mercado global

Empresas

Gamelab. Los creadores de videojuegos y la administración creen que la industria española va por el buen camino y han alentado a las nuevas generaciones a arriesgar y a poner en marcha sus ideas. Soportes y plataformas no faltan para ello.

Treinta años hace que la industria del videojuego comenzó a desarrollarse y a funcionar. Treinta años de novedades y de creatividad, tanto a nivel internacional, como en España. De los videojuegos controlados por mando a los sensores que captan los movimientos, e incluso, el estado de ánimo del usuario.
Aunque el mercado parezca monopolizado por las grandes compañías como Nintendo, Sony o Microsoft, los creadores españoles aún tienen mucho que decir. Y es que, primero el juego no son sólo las consolas, y cada vez existen más soportes para los que desarrollar nuevos contenidos y, segundo, aún no está todo creado.

El primer día del Gamelab, la feria que cada año reúne a creadores de videojuegos de todo el mundo, consiguió juntar a tres creadores españoles:dos de la anterior generación y un nuevo joven creador para analizar juntos el futuro de la industria del videojuego en España. Su conclusión fue muy positiva, pero animaron a los jóvenes que acuden a este encuentro, con intereses en este negocio, a tomar sus ideas y llevarlas a la práctica.

Los creadores consideran que los propios españoles infravaloramos el atractivo de la industria del videojuego en esta país y consideran que tiene mucho más potencial de lo que muchos se piensan. Realmente, varias han sido las empresas que han hecho presencia en este congreso, que son españolas y que han conseguido atraer la atención de grandes desarrolladores de soportes a nivel mundial.

Por ejemplo, Digital Legends Entertainment, creada en 2001 en Barcelona ha desarrollado un juego para el nuevo iPad y es que Apple se sintió atraída por la calidad de sus gráficos. Por su parte, Mercury Steam, con sede en San Sebastián de los Reyes, fue la empresa elegida por una compañía japonesa para la elaboración de un juego. Un dato importante teniendo en cuenta que era la primera vez que una empresa japonesa de videojuegos elaboraba contenidos fuera de sus fronteras.

Gonzo Suárez, que lleva muchos años creando videojuegos, animó a los jóvenes a poner en marcha sus ideas y a desarrollar sus iniciativas. Según Gonzo, en manos de los futuros creadores está que España forme parte de ese “8% de países que desarrollan el 92% de los videojuegos mundiales” y alentó a no quedarse rezagados y pasar a formar parte del “92% que crea el ocho por ciento de los contenidos”.


Sobran plataformas para las que desarrollar los juegos. Y constantemente aparecen nuevas. Los creadores tienen claro que iPhone y ahora el iPad son los líderes del mercado, junto con la Blackberry, Android o Bada de Samsung, pero afirman que el mercado está plagado de dispositivos para los que crear nuevos contenidos y de una gran variedad de nuevas plataformas que se pueden aprovechar. Según los creadores españoles, este país tiene mucho potencial y sólo necesita que los jóvenes se atrevan a desarrollar sus ideas y a poner en marcha sus iniciativas para que España pueda ser parte de ese mercado global, con mucha competencia, pero con un gran potencial y en continuo crecimiento.

El nuevo iPad, los teléfonos móviles, la televisión, las consolas, los
ordenadores, las redes sociales… El mercado ofrece una gran ventana de soportes para los que crear. Todos ellos con diverso potencial. Allon Schtuzmann, de PlayCast Media augura un futuro brillante a los juegos en televisión, con un mercado aún libre de competidores y, por lo tanto, más accesible. David Westendorf, de Neurosky afirma que se calcula que el mercado de los videojuegos “telepáticos” crezca en los próximos años en unos 5.000 millones de dólares.

¿A quién recurrir para la financiación?

El problema que muchos se plantean es ¿cómo crear? La industria de los videojuegos, al ser relativamente nueva, todavía origina muchos interrogantes a los jóvenes que quieren formar parte de ella. Sin embargo, como principal conclusión a estos días de conferencias y encuentros en Gijón, es mejor recurrir a un organismo oficial o a alguna subvención estatal como soporte económico, que a una empresa.
Tanto los creadores como las grandes empresas están de acuerdo. Por ejemplo, Paco Rodríguez, CRM Manager de Coca Cola, tirando piedras sobre su propio tejado, afirma que mejor recurrir a ayudas estatales para desarrollar una iniciativa y es que una empresa que pague porque quiera publicitarse “puede destrozar la idea”.

Los especialistas en este tema creen que a las empresas es mejor recurrir cuando el juego está consolidado y tiene muchos seguidores. En ese momento, las empresas ya no querrán imponer sus condiciones. Pero mientras la idea se desarrolla, es mejor buscar ayudas estatales y recurrir a la administración como principal fuente de apoyo. José Antonio Torres Mora, secretario ejecutivo de cultura del PSOE, ha asegurado que se lleva un tiempo intentando que el videojuego sea considerado parte de la industria cultural y pueda disfrutar de más subvenciones de las que oferta el Ministerio de Cultura.
 
Según Torres Mora, todos los grupos están de acuerdo con esta opción por lo que se cree que pronto los videojuegos sean considerados en el área de cultura. Por su parte, Víctor Ruíz, director de desarrollo de FX Interactive ha animado a invertir en las nuevas ideas y es que, afirma Ruíz que “lo que se gaste la administración en este sector va a ser una inversión de futuro”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor