Information Builders Summit 2016

Workspace
0 0 No hay comentarios

Se celebró en el hotel Intercontinental de Madrid el evento anual que reúne a partners y clientes de esta solución pionera en gestionar el Business Intelligence.

Si algo caracteriza a Information Builders es la baja rotación de su staff, algo inaudito en la industria TI. Su fundador hace 41 años sigue siendo su CEO, Gerald Cohen, que aunque suele hacer acto de presencia en este tipo de eventos, hace ya un par de años que le cuesta coger el avión. Pero es que tanto los directivos que acudieron desde Nueva York, Kevin Quinn, responsable del producto estrella WebFocus, como Michael Corcoran, “último” CMO, atesoran cada uno 33 primaveras en la casa y 24 pagas de Navidad firmadas respectivamente. El mismo Miguel Reyes, responsable de la filial española de la que también depende Portugal e Iberoamérica, cumple “su mayoría de edad” con 18 años en la compañía.

“España ha sido siempre relevante en Information Builders. Tras 27 años, algunos están todavía por aquí, aquellos que en 1996 integraban el primer proyecto en Renfe, el mérito es seguir manteniéndonos independientes y a la vanguardia, mientras que nuestros competidores han ido desapareciendo o absorbidos por otras compañías”, señala Miguel Reyes, VP para EMEA Sur y Latinoamérica. “También es un honor y una gran reto que una compañía americana nos haya dado la responsabilidad de llevar el continente latinoamericano desde Madrid, tenemos sucursales en México y Brasil”.

Information Builders vive por y para el dato. Es una aplicación de nicho, pero cada vez tiene más diluidas las fronteras. “Nacimos alrededor del dato y vivimos del dato: generación y abstracción, inteligencia y analítica, integración y calidad… La información ya no es para un área específica, cada vez más afecta a todos los departamentos de la empresa y a todos sus empleados. Todo el mundo necesita el dato, desde el experimentado analista hasta el usuario no-técnico han de poder contar con un acceso sencillo y directo a la inteligencia y analítica de negocio”, dice Reyes. “Nuestra fuerza está en las relaciones a largo plazo y en nuestra capacidad de entender cómo trabajan en conjunto estas tecnologías de inteligencia del negocio para ayudar a monetizar el valor de la información”.

Además, la Summit tenía el propósito de analizar cómo confluyen las soluciones de Information Builders con otras tendencias clave de la industria como el Big Data, la visualización avanzada de datos con In-Document Analysis, el BI en modo auto-servicio con Hadoop Data Manager, la calidad de los datos, el BI móvil con iWay o la gestión de datos maestros (MDM) con Omni-Gen. “La precisión es el hermano gemelo de la honestidad; la inexactitud, de la falta de honradez”, señalaba Corcoran citando a Nathaniel Hawthorne para expresar la importancia cada vez más creciente de la calidad del dato, “que necesita de una auditoría QA igual a la que se somete la integridad de las líneas de código. Coexistencia de fuentes y normas de gobernanza, visión unificada, consistencia y poder hablar un lenguaje común, colaboración y necesidad de armonizar datos verdaderos son otros aspectos a tener en cuenta”.

Cambiar visualizaciones de los gráficos, elaborar filtros para indagar en el dato y cruzar fuentes para recalcular parámetros son desde siempre las principales características de WebFocus, la aplicación fundamental de Information Builders. Los asistentes al evento tuvieron la posibilidad de acceder a la descarga gratuita de la versión Business User Edition, una plataforma analítica recién lanzada al mercado para entornos de hasta cien usuarios donde se puede generar y compartir informes, gráficos, documentos y cuadros de mando, así como hacer uso de ‘data discovery’ para identificar tendencias, patrones y oportunidades. “Esta versión está pensada para capacitar a los usuarios de negocio a extraer más valor de sus datos, sin la necesidad de implicar al departamento de TI para resolver sus necesidades en materia de analítica”, dijo Quinn.

El caso DKV

Ejemplo de esa relación de largo recorrido es la de la aseguradora DKV, que se inició hace quince años cuando era aún Previasa con sede en Zaragoza y se ejecutaba sobre un AS/400. Hoy día es parte del grupo alemán Munich Re y ofrecen todos los ramos de salud, hogar, decesos, accidentes y renta (que también se comercializan desde las oficinas del Banco Sabadell), además de servicios especializados y gestión conjunta del hospital de Denia, aunque el 84% de su negocio (700 millones de euros en 2015) está precisamente en las primas de salud.

María Jesús Castro, CIO y directora de Organización y Sistemas de DKV, hizo un repaso de los principales proyectos informáticos acometidos por la aseguradora en este tiempo. El primero fue “Diana”, un EIS (executive information system) que ya permitía cambiar la presentación de la información de tablas a mapas y gráficos, con cuadro de mando más visuales y un acceso limitado según el perfil del usuario. Le siguió “Galeno”, un score card balanced que permitía la generación más ágil de informes por el propio usuario pudiendo comparar territorios y datos temporales, con ayudas incorporadas que aseguraban las fuentes y las interpretaciones de las definiciones. Otro producto acondicionado fue “Mercurio”, sendos repositorios de marketing y comercial, con un cuadro de mando muy visual de los principales indicadores, generación de PDF para imprimir y exportar, capacidad de programar y generar campañas a medida, dar valor al cliente y medir el índice de fuga. “Abaco” fue el acercamiento de DKV a la contabilidad analítica, unificando todas las fuentes de datos en un entorno visual capaz de generar informes.

“Estamos en permanente evolución. Antes teníamos actualizaciones mensuales, ahora tenemos períodos más cortos pero aún no alcanzamos el real time, que es el objetivo último”, señala Mª Jesús Castro. “Disponemos de un comparador de la oferta de la competencia; al principio no lo veíamos muy claro si lo podríamos meter, pero ahora sí, se alimenta con la información estándar de la web que trae los prospectos y se saca en el momento, cuando antes se necesitaba una dedicación permanente. Otro ejemplo es el cuadro de mando con indicadores de la experiencia del cliente para poder medir su grado de satisfacción, disponible con visualizaciones distintas según los perfiles. En desarrollo tenemos más pilotos de Big Data, Smart Data y analítica avanzada predictiva y prescriptiva. Se trata de convertir la información en conocimiento para sacar más partido en cualquier área, la parte difícil es llegar a todos los datos que existen. Pero tener información que no necesitas es tan malo como no tenerla o tenerla en exceso”.

Cuando Previasa se decantó por Information Builders no fue por un análisis sesudo de mercado, sino por recomendación de un amigo. En aquella época no estaban tan evolucionados los softwares de BI, pero se empezó antes en España a adoptar estas soluciones que en la propia matriz alemana, el competitivo sector financiero y asegurador siempre ha tirado de la demanda. “Hoy día usamos metodologías ágiles basadas en scrum y por sprints para acortar los ciclos de desarrollo. Mantenemos un equipo de quince personas pluridisciplinar, entre informáticos y gente de negocio. Es la única forma de cambiar y evolucionar y pensar de otra manera”, asegura Mª Jesús Castro. “Los requerimientos del personal de negocio no pueden estar esperando seis meses, y según el tipo de proyecto y el conocimiento que tengamos, podemos asignar recursos internos o buscar boutiques de software externas o crear equipos mixtos. Lo fundamental es no sentirnos secuestrados y que el conocimiento esté dentro de la compañía, que nuestras personas sean capaces de gestionar toda la información y reutilizar el máximo posible de piezas es parte de ese puzzle. No ser dependientes al 100% de nadie, pero tenemos que asumir que no podemos saber de todo, especialmente de temas muy específicos y concretos”.

En este proceso de transformación digital hay mucha gente dedicada a analizar nuevos proyectos y de hacerlo rápido, la obsesión es poner al cliente en el centro, “actuar con el deseo del cliente. Tienes que escucharlo y crear canales de comunicación, no solo acordarte de ellos en el momento de la renovación, sino contactar más a menudo y ofrecerle cosas que le interesen, por ejemplo mandar un calendario de vacunación”, apunta la CIO de DKV España. “La competencia es brutal, y cada vez será mayor. En cifras globales el negocio no crece por la crisis, lo que está pasando es que los clientes van de una compañía a otra. Y los riesgos externos de un sector muy regulado basado en servicios son los mismos que vive la banca con servicios proporcionados por las llamadas fintech. En cualquier momento puede llegar un player disruptor y romper las reglas de juego, como SaludOnNet, que no cubre los riesgos en base al cálculo de una prima, sino en pago por uso. No hay ningún sector que se salve, y el que piense que esto no le va a suceder nunca va listo”.

Respecto al futuro, la forma de trabajar también se verá presionada por la concurrencia y la transparencia. Los usuarios conocerán más en detalle los costes de cada supuesto y lo que pide la competencia, porque podrán comparar. “Antes los criterios para establecer los precios eran más por volumen, en base a estadísticas sociales, pero eso se está acabando. Ahora cada vez más las propuestas deben ser personalizadas, aunque se seguirá conviviendo seguros generalistas con otros muy específicos”, concluye Mª Jesús Castro. “Para ello las herramientas de análisis del dato tendrán mayor protagonismo. Los sistemas que sean capaces de interactuar con otras máquinas, con wearables, con el Internet de las Cosas, podrán proporcionar información muy valiosa del riesgo a cubrir sean coches, personas o casas. Y cada vez habrá que colaborar muchísimo más con distintos jugadores para cubrir nuevas áreas y ser más ágil en la entrega”.