Inglaterra podría seguir a Francia en sus planes anti-piratería

Cloud

El gobierno inglés dio a la industria discográfica un año para llegar a un acuerdo con los proveedores de Internet sobre cómo acabar con la descarga digital de contenidos “piratas”. El plazo expiró a finales de 2007.

Por eso se plantean ahora si emplear las mismas medidas restrictivas puestas en marcha por el gobierno de Sarkozy y que tanta “popularidad” le están proporcionando. Porque no hay signo alguno de que discográficas e ISPs vayan a llegar a un acuerdo. Lo que sí van a hacer es publicar las opciones que tienen en un documento estratégico y en unas semanas encargar una consulta externa para examinar cómo puede acabarse con la piratería.

Entre estas opciones está el modelo de Francia, donde se envían mensajes de amenaza a aquellos que frecuentan los sitios P2P. Al tercer mensaje de advertencia, el ISP bloquea la conexión del usuario a Internet.

El organismo que representa a los ISPs dice que preferirían un acuerdo voluntario entre las partes, pero las discográficas creen que están obligadas a demandar acciones legales para que la piratería en Internet no acabe con su modelo tradicional de ventas.

Las ventas de música en todo el mundo se redujeron un 10 por ciento el año pasado y la IFPI estima que decenas de miles de millones de pistas ilegales se descargaron este año. Pero John Kennedy, responsable de la IFPI, cree que la responsabilidad recae sobre todo en los proveedores de Internet, que no controlan como debieran los sistemas de intercambio de archivos.

vINQulos
Reuters

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor