Descienden los ingresos por almacenamiento externo en EMEA (y ya van 9 trimestres seguidos)

AlmacenamientoDatos y Almacenamiento

De enero a marzo, los ingresos cayeron por debajo de los 1.600 millones de dólares. Sin embargo, el segmento “all-flash” por sí solo registró un crecimiento del 100,7 %.

El mercado del almacenamiento externo en la región EMEA (Europa, Oriente Medio y África) no remonta el vuelo.

Un trimestre más, los ingresos han descendido. De enero a marzo de 2017 se han quedado por debajo de los 1.600 millones de dólares (1.567 millones frente a los 1.630 millones conseguidos durante el periodo equivalente de 2016). La caída registrada ha sido del 3,9 %.

“La incertidumbre del Brexit, los tipos de cambio desfavorables, las reorganizaciones internas de los principales vendedores y el aumento de los costes de los componentes para SSD han vuelto a lastrar el desempeño de EMEA, lo que hace que el Q1 de 2017 sea el noveno trimestre de declive ininterrumpido para la región”, explica Silvia Cosso, directora de investigación de IDC sobre almacenamiento en Europa.

“Sin embargo”, añade Cosso, “a medida que las empresas avanzan en sus caminos de transformación digital, las ventas de sistemas all-flash array, independientes o convergentes, no ven crisis” de cara al futuro, “duplicando sus ventas en comparación con el mismo periodo del año anterior y alcanzando un cuarto de las ventas totales”.

El segmento all-flash ha crecido un 100,7 %, auspiciado sobre todo por Europa occidental y Oriente Medio más África. Mientras, el segmento de discos duros ha retrocedido un 34,5 %.

Si se analiza la parte occidental de Europa por sí sola se observa que aporta 1.200 millones de los 1.567 millones totales contabilizados en EMEA. Aquí el mercado ha caído un 0,8 % en términos generales, pero las soluciones all-flash se dispararon un 107,1 %.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor