Sólo el 38 % de las empresas se protege con una solución de seguridad móvil

Gestión de la seguridadMovilidadSeguridadSmartphonesTabletas

La falta de presupuesto y personal es la razón que subyace tras la escasez de empresas que ya han implantado soluciones efectivas para smartphones y tabletas.

El nivel de protección de las compañías, desde el punto de vista móvil, todavía deja que desear. Eso es lo que se deriva de “The Growing Threat of Mobile Device Security Breaches”, un estudio de Dimensional Research que ha patrocinado la firma de seguridad Check Point.

De acuerdo con este estudio, hasta un 64 % de los propios expertos de ciberseguridad tiene dudas acerca de que su empresa pueda ser capaz de defenderse de un ataque lanzado contra sus dispositivos móviles, como smartphones y tabletas. Es más, una quinta parte confiesa que su compañía ya se ha convertido en la víctima de un ciberataque de este tipo y casi una cuarta parte desconoce si los terminales de sus trabajadores han estado expuestos.

“Los profesionales de ciberseguridad se ven obligados a luchar por proteger estos terminales a toda velocidad”, comenta al respecto David Gehringer, director de Dimensional Research. “La mayoría de los responsables de seguridad cita la falta de recursos como la principal razón para no implantar una solución efectiva”. Así lo hacen 6 de cada 10, ya sea por escasez de presupuesto o de personal.

“Los datos de la encuesta muestran que las empresas están en riesgo real de una violación de su seguridad móvil”, añade Michael Shaulov, director de productos móviles y seguridad en la nube de Check Point. “Sólo el 38 % utiliza una solución para mantener a salvo sus dispositivos y los datos que contienen contra los ataques” que no se queda en lo ofrecido por las soluciones EMM. “Debido a que el uso de smartphones y tablets en las compañías está a la orden del día, es necesario protegerlos”, remarca este experto.

Aunque la situación no es la ideal, sí hay que destacar que son muchas las organizaciones que asignan ahora más recursos que en el pasado. Esto es importante, sobre todo si se tiene en cuenta el coste de una brecha móvil. El 37 % estima que una brecha móvil le costaría más de 100.000 dólares y otro 23 % apunta a más de medio millón para revertir los efectos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor