Insistentes rumores sobre el interés de Google en adquirir Twitter

Cloud

Basta que se reúna un nutrido grupo de profesionales y ejecutivos relacionados con los social media para que los rumores galopen de conciliábulo en conciliábulo. Días atrás en Praga ha tenido lugar la conferencia Engage 2015 y quizá uno de los rumores que con más fuerza circuló afectaba a Twitter y su posible adquisición por Google, una compra que tendría todo su sentido habida cuenta del poco exitoso historial de la empresa de Mountain View en el mundo de las redes sociales.

Fueron muchos los participantes en la conferencia Engage 2015 celebrada en Praga que coincidieron en afirmar que independientemente del alcance milmillonario de audiencia entre Google y Facebook esta última está innovando con mayor velocidad y acierto, lo que le está permitiendo asentarse con mayor solidez en ese disputado mercado en el que se obtiene dinero a partir de los internautas.

Desde esa altura del omnipresente buscador y de la red social de Zuckerberg queda bastante lejos el tamaño de Twitter, “apenas” 300 millones de usuarios mensuales activos, aunque no resulta nada desdeñable el reflejo cada vez mayor y la repercusión de sus contenidos en el resto de medios de comunicación (televisión, radio, prensa escrita y digital) de manera que resulta un objetivo apetecible… a pesar de que desde la propia empresa no se ofrecen unas perspectivas demasiado halagüeñas sobre los ingresos que se espera obtener en el futuro inmediato.

Una de las opiniones que parecían defender asistentes a la mencionada conferencia del ámbito del social media (y nos referimos a asistentes bien relacionados y bien informados) es que a pesar de esas perspectivas no especialmente ilusionantes se coincide en que puede ser un buen momento para la adquisición de Twitter y que la misma podría ser un buen negocio para Google.

Eventos cercanos en el tiempo como el referéndum que celebraría Reino Unido para decidir si sale o no de la UE pero especialmente la campaña presidencial en Estados Unidos podrían impulsar de manera decisiva el uso de Twitter, con lo que ello comporta en acceso de nuevos usuarios, potenciación del uso por parte de los tuiteros más activos y repercusión mediática de los temas más populares que se difunden en la red.

Por otro lado se señala la existencia del reciente acuerdo firmado entre Google y Twitter por el que se mostrarán en las búsquedas los contenidos de los tuits, teniendo en cuenta la relevancia de los mismos de manera que en minuto podrían cambiar los resultados de dichas búsquedas en función de la evolución de las timelines. Se trataría de añadir un elemento de actualización en tiempo real de contenidos del que actualmente carece Google… por no hablar de la parcela que también puede ocupar Twitter como herramienta de mensajería instantánea, algo que con sus mensajes directos puede suplir el hueco que en ese sentido no ha llegado a lograr Google.

En este sentido tampoco hay que olvidar que los clientes de la plataforma DoubleClick de Google ya pueden adquirir anuncios que aparecerán en Twitter, con lo que sería un paso natural la adquisición de la plataforma que supone la red social al permitir un círculo virtuoso en el que las búsquedas de Google dirigen tráfico a Twitter y esta muestra anuncios vendidos desde Google.

vINQulo

Business Insider

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor