Intel y su apuesta más personalizada en el centro de datos

Empresas

La nueva visión de Intel no se trata solo de procesadores, sino de completos “sistemas de hardware en un chip”.

Los servidores hoy en día están siendo utilizados básicamente al 50% o menos de su capacidad, a pesar de haber mejorado las prestaciones gracias a la virtualización.

Por un lado, las empresas están luchando por cubrir mayores necesidades de computación. Por otro, surgen nuevos procedimientos de trabajo, como el reconocimiento de voz y las búsquedas de video en lugar de texto, para los que los microprocesadores estándares actuales no ofrecen un buen rendimiento.

Así, Intel ha dado a conocer un replanteamiento de sus sistemas para servidores y otro tipo de hardware, a fin de que cada vez puedan personalizarse más para las empresas que operan en grandes centros de datos, como informa The Wall Street Journal.

La compañía propone nuevos diseños de hardware que abarcan desde el procesamiento, al almacenamiento de datos y la creación de redes compartidas, que se puedan utilizar de manera intercambiable, para reducir la redundancia de procesos.

El objetivo es ofrecer un mayor rendimiento y un menor consumo de energía en un menor espacio.

El elemento clave de esta visión de Intel es que sus nuevos productos para servidor no son solo procesadores, sino completos “sistemas en un chip”.

El fabricante ha dado a conocer nuevos detalles de estos chips, Avoton y Rangeley, que multiplicarán hasta cuatro veces la eficiencia energética y hasta siete veces el rendimiento de sus procesadores Atom, anunciados el pasado mes de diciembre.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor