Intel demandada en EE.UU. por reprimir la competencia

Empresas
0 0 10 comentarios

La Comisión Federal del Comercio (FTC), una de las dos agencias estadounidenses que velan por el cumplimiento de la legislación antimonopolio ha comentado que Intel estaba intentando expulsar a sus competidores del mercado.

“Intel ha participado en una campaña deliberada para impedir las amenazas competitivas a su monopolio”, dijo Richard Feinstein, director de la Oficina de Competencia de la FTC. “Se ha estado saltando a la torera los principios de juego limpio y las leyes de protección de la competencia”.

Intel fabrica el 80 por ciento de las unidades centrales de procesamiento (CPU) del mundo, que son el cerebro de los ordenadores personales, y ha sido acusada por otros organismos antimonopolio y sus rivales de actuar ilegalmente para mantener su dominio.

“El caso de la FTC va desencaminado”, aseguró la empresa, quien añadió que la Comisión está intentando hacer nuevas normas para regular los comportamientos empresariales que podrían perjudicar a los consumidores al reducir la innovación y aumentar los precios.

Su abogado Doug Melamed insistió en que el caso debería haberse cerrado con un acuerdo, pero que “se paralizó cuando la FTC insistió en remedios sin precedentes (…) que harían imposible a Intel dirigir sus negocios”.

En noviembre, Intel aceptó pagar 1.250 millones (unos 860 millones de euros) a AMD para poner fin a sus disputas legales. AMD aceptó retirar sus demandas, acabando así con una campaña mundial que emprendió hace 12 años. Pero el fabricante de procesadores gráficos Nvidia ha seguido la guerra.

“Aplaudimos la decisión de hoy de la Comisión Federal del Comercio de Estados Unidos”, declaró Nvidia en un comunicado. “Estamos especialmente satisfechos de ver que se somete a examen el comportamiento de Intel en las GPU, que se han convertido en un elemento cada vez más importante de la industria informática”.

Las GPU (unidades gráficas de procesamiento, según sus siglas en inglés) se usan sobre todo en teléfonos móviles, ordenadores personales y consolas de videojuegos.

El mes pasado, el fiscal general de Nueva York Andrew Cuomo presentó una demanda contra Intel, acusándola de amenazar a los fabricantes de ordenadores y de pagar miles de millones de dólares en sobornos para mantener su supremacía en el mercado.

Los reguladores en Asia y Europa han adoptado medidas contra Intel por prácticas discutibles de precios. La Comisión Europea le multó con 1.200 millones en mayo de 2009 y le ordenó que modificara ciertas prácticas empresariales.

vINQulos
Reuters

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor