Intel despide a otros mil trabajadores

DespidosEmpresasGestión Empresarial

La compañía norteamericana reducirá un millar de empleos en su planta de
México, argumentando que trabajan en una tecnología obsoleta.

Las regulaciones de empleo o los despidos en las empresas de tecnologías de
la información han sido relativamente habituales en los últimos tiempos, y fue
especialmente aguda después de la explosión de la primera burbuja de Internet, a
pesar de que la situación es mucho mejor ahora que hace unos años.

Este mes, Intel ha anunciado el
despido de unos mil trabajadores de su fábrica de Río Rancho, en México,
conocida como Fab 11X. Dicha planta tiene una capacidad para 5.000 empleados, de
los que se va despedir al 20%. Fuentes de la compañía mantienen que en esta
fábrica se producen discos de silicona de 200 mm, una tecnología considerada
obsoleta. Esta razón, y por sus recientes inversiones en China, donde se va a
focalizar la fabricación de discos de 300 mm y 45 nanómetros, son los argumentos
de la compañía para justificar los despidos.

Los recortes de empleo se producen a pesar de que en el pasado
Intel Developer Forum
celebrado en Pekín, responsables del grupo comentaron que sus inversiones en el
país oriental no influirían en otras fábricas, incluida la de México, y que no
se llevarían a cabo desinversiones en la mencionada planta de Río Rancho.

Otras fuentes de la empresa han afirmado que se ofrecerá a los trabajadores
despedidos indemnizaciones o la opción de presentar una nueva solicitud para un
trabajo en la compañía. ?Ambas opciones les proporcionan una buena oferta, una
oferta competitiva?, comentó el portavoz de Intel, Jami Grindatto. La
indemnización está basada en los años de servicio?, añadió el directivo en
declaraciones a
Daily
Tech
. Algunos empleados incluidos en esta regulación llevaban trabajando en
la empresa más de 25 años.

El último año, Intel anunció el mayor plan de reestructuración de la compañía
hasta la fecha. Como resultado, en torno a 10.000 empleados finalizaron su labor
en la compañía. Días después del anuncio, la firma incrementó el número de
personas a despedir hasta las 10.500, lo que supone un un 10% de la masa laboral
de la empresa.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor