Intel enseña los dientes a la UE

Empresas

El núcleo de la multa tiene que ver con los descuentos que hizo la compañía a fabricantes como Dell, Lenovo, HP o NEC y que según las autoridades, “colocan a los competidores en posición desfavorable”.

Intel intenta evitar pagar la multa de 1.060 que la Unión Europea le ha impuesto por entender que durante tres años intentó hacer competencia desleal a AMD, su principal competidor en el mercado.

Según representantes europeos, Intel hizo descuentos a algunos fabricantes como Dell, HP, NEC y Lenovo, lo que ha sido interpretado como la forma de “atar a clientes y colocar a competidores en una posición desfavorable”. Es este el núcleo de la acusación.

Para el abogado de Intel, Nicholas Green, la Comisión no tiene evidencias suficientes para imponer la multa –que supone el 4,15% de lo ingresado por la compañía de chips en 2008-, ya que los argumentos en los que basarse son esencialmente subjetivos.

Para Green, el análisis es “defectuoso” ya que se basa en “la comprensión subjetiva de los clientes”, según recoge Reuters.

La audiencia ante la Corte General de Luxemburgo tendrá cuatro días de duración.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor