Intel enseña sus prototipos de teléfono y tableta con chips Medfield

MovilidadProveedor de ServiciosProyectosSO Móviles

Diseñados para funcionar con sistemas operativos como Android y Windows 8, ambos dispositivos han demostrado un gran rendimiento en navegación, gráficos y ahorro energético.

Intel lleva prometiendo la fabricación de dispositivos móviles con chips de su propiedad en el interior desde hace meses, y ahora por fin ha revelado los dos primeros prototipos de smartphone y tableta con los que piensa minar la cuota de mercado de su rival en el sector: ARM Holdings, cuyos procesadores de bajo consumo se han convertido en una parte indespensable de la arquitectura de estos productos.

El teléfono de Intel funciona con sistema oprativo Android 2.3 “Gingerbread”, aunque muchas de su funcionalidades recuerdan al más avanzado “Ice Cream Sandwich”. Es probable que la numeración elegida sea meramente indicativa de que el terminal se encuentra en fase de pruebas, y finalmente acabe incorporándose al mercado con Android 4.0. Al menos en estos términos se ha pronunciado el fabricante de Santa Clara en varias ocasiones.

Por su parte, la tableta ha sido desarrollada para su uso con el nuevo software de Microsoft, Windows 8, según se desprende de las fotografías filtradas por TechCrunch. Aunque no se descarta que finalmente sea compatible también con la plataforma de Google.

¿En sus entrañas? El nuevo chip Atom “Medfield” de 32 nanómetros que, según las mediciones realizadas por la compañía, supera al resto de propuestas en cuanto a navegación, gráficos y consumo de energía, se encuentra a medio camino en cuanto a conexión 3G y tampoco lo hace nada mal en reproducción de audio y vídeo.

Otras características son la capacidad de disparar 10 fotografías de tamaño completo a 15 FPS con la cámara del dispositivo, la aceleración por hardware de ciertas webs y tareas de aplicaciones, y la conversión inalámbrica de vídeo de alta definición al televisor.

Todo esto convierte a Medfield en un rival fuerte ante las ofertas tanto de ARM como de Nvidia. Se espera que empiece a aparecer integrado en dispositivos durante la primera mitad de 2012, aunque ya en la próxima edición del CES que se celebrará en enero podría haber alguna sorpresa en forma de adelanto.

Imágenes: TechCrunch
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor