Intel Itanium: Crónica de una muerte anunciada

CloudDatacenterEmpresasProveedor de ServiciosProyectosServidores
0 0 No hay comentarios

Cuando aparezcan las nuevas versiones de Windows Server, SQL Server y Visual Studio, Microsoft tiene previsto dejar de dar soporte a la arquitectura Itanium para centrarse al 100% en las recientes generaciones de Intel (Xeon) y AMD (Opteron).

Pocos días después de que Intel y AMD anunciaran sus nuevas familias de procesadores x86, Microsoft ha indicado que finalizará el soporte que estaba dando para los chips Itanium dentro de su software de servidor.

Los responsables del gigante del software basan esta decisión en que los Intel Xeon y AMD Opteron, de 8 y 12 núcleos, aportan unos niveles de rendimiento en sistemas de dos y cuatro sockets muy superiores a los de la antigua plataforma de Intel, haciendo que esta haya quedado prácticamente obsoleta.

intel_tukwila_cpu_1240308.jpg

Windows Server 2008 R2 será la última versión en soportar Itanium, al igual que ocurrirá con SQL Server 2008 R2 y Visual Studio 2010, que harán lo propio con la arquitectura EPIC (Explicitly Parallel Instruction Computing) de Intel.

Eso sí, esta transición llevará al menos 8 años teniendo en cuenta las políticas de Microsoft con respecto al ciclo de vida de los soporte extendidos. Hay que tener en cuenta que Intel lanzó su última serie de Itanium el pasado febrero (‘Tukwila‘) después de varios retrasos.

La arquitectura Itanium ha estado en el punto de mira de los analistas y empresas desde que comenzara su desarrollo a finales de los 90. Los continuos retrasos y problemas de rendimiento (especialmente en los procesadores basados en 64 bit, que no ejecutaban de forma nativa aplicaciones basadas en 32 bit, sino que emulaban estas instrucciones con la consiguiente pérdida de eficacia) han desembocado en uno de los mayores fiascos en la historia del primer fabricante de semiconductores.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor