Intel se libra del acoso de AMD… pero no del escrutinio de las autoridades

Empresas

A pesar de la entente cordiale con AMD, dos investigaciones siguen en curso en Estados Unidos al tiempo que la multa de la UE sigue vigente.

Tras el acuerdo millonario firmado ayer por Intel y AMD, pacto que ha puesto fin a varias décadas de disputas legales en la historia por excelencia de persecuciones mútuas de Silicon Valley, la compañía líder en el mercado de los chips no se librará de todas las deudas adquiridas: las autoridades seguirán investigando para determinar si se han producido irregularidades.
A pesar de las declaraciones de Paul Otellini, el CEO de Intel, en la conference call posterior al anuncio del acuerdo, en la que aseguraba que el pacto entre su firma y AMD podría tranquilizar a los diferentes reguladores nacionales, la firma de esta entente cordiale entre las antiguas archienemigas del mercado de los chips no ha frenado las acciones de la Justicia.
“La FCT cuenta con una investigación independiente en curso sobre las prácticas de Intel por lo que no podemos hacer más comentarios en este momento”, asegura a The Washington Post el presidente de la Federal Trade Commission (la máxima autoridad en materia de competencia en Estados Unidos), Jon Leibowitz.
En el caso de los problemas ante los tribunales, Intel se ha librado de la acusación directa que AMD había presentado ante la Justicia en Delaware, Estados Unidos, pero no de otras cuentas. Así, aún tendrá que hacer frente a la acusación del fiscal general de Nueva York, Andrew Cuomo, que acusa a la firma de prácticas poco competitivas. Cuomo representa los intereses de los neoyorkinos, que no han podido si es cierto lo que el fiscal señala hacerse con los chips que querían frente al dominio obligado de Intel.
Un editorial de The Wall Street Journal recuerda, además, las implicaciones empresariales que este juicio puede tener (una de las compañías fundamentales del estado es The Global Foundries, el spin-off de… AMD).
Igualmente, Intel tendrá que hacer frente a la multa de Europa, actualmente en proceso de apelación.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor