Intel no quiere “materiales conflictivos” en sus chips

AlmacenamientoDatos y AlmacenamientoEmpresas

La iniciativa se engloba dentro de su plan de reducción de la huella medioambiental.

Intel ha prometido en su informe de responsabilidad corporativa que lanzará un microprocesador libre de los denominados “materiales conflictivos” como el oro, el tantalio, el estaño o el tungsteno para finales de 2013.

Además, la compañía pretende ahondar desde ya en su filosofía verde/ética con la construcción de un chip sin tantalio para finales de este mismo año.

Y es que estas iniciativas relacionadas con la reducción de la dependencia hacia minerales no tienen que ver sólo con la intención de reducir la huella medioambiental y tiene un importante trasfondo moral.

Intel ha comenzado con sus inspecciones hasta en 50 sitios de fundición de hasta 16 países. En algunos de ellos, como la República Democrática del Congo, el comercio de minerales (denominados “los minerales de sangre”) es una cuestión de gran sensibilidad social.

Hombres, mujeres y niños escarban con pocos medios, sin medidas de seguridad y por poco menos que un dólar al día para conseguir los preciados y exóticos minerales utilizados en componentes electrónicos o de uso militar, como recoge ITProPortal.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor