Intel no se resiente de los fallos en los chipsets de Sandy Bridge

ComponentesWorkspace

Intel aguanta sin problemas el primer semestre del año a pesar de los errores localizados en el diseño de los chipsets de su familia de procesadores Sandy Bridge, que le supondrán en total una pérdida de 700 millones de dólares.

Es más, los datos aportados por la empresa de análisis de mercado IHS Suppli, sugieren que esa incidencia habría servido para aumentar las ventas de la marca, ya que los consumidores habrían valorado que Intel tratara el asunto de forma rápida y con transparencia.

La empresa de Santa Clara sigue liderando el mercado de los procesadores con una abrumadora superioridad sobre AMD, ya que controla el 82,6 % del mercado, frente al 10,1 que alcanza la empresa de Sunnyvale.

Mathew Wilkins, analista de IHS Suppli, explica que Intel consiguió subir sus ingresos un 25% en el primer semestre dejando claro que la incidencia del chipset no le afectó demasiado.

Además, Wilkins ha comentado que otras empresas deberían fijarse en la estrategia que ha seguido Intel con ese problema, ya que les puede ayudar si se enfrentan a situaciones similares en el futuro.

Más información en eWeek europe

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor