Intel pierde a su presidenta, que asumirá el rol de CEO en otra compañía

Empresas

Renée James abandonará la compañía dentro de seis meses, pero no será la única. Intel también ha comunicado las salidas de Hermann Eul, Mike Bell y Arvind Sodhani.

Ha pasado casi tres décadas en Intel, pero dentro de seis meses ya no seguirá trabajando para esta compañía.

La todavía presidenta de la firma californiana, Renée James, ha decidido cambiar de aires, lo que pasa por dejar su puesto y convertirse en la CEO de otra empresa, cuyo nombre aún no ha sido desvelado. Y es que de momento, hasta el próximo mes de enero, continuará presidiendo Intel.

“Durante los últimos 28 años, Renée ha contribuido enormemente a Intel”, ha comentado sobre su marcha Brian Krzanich, CEO del gigante de los chips.

“En nombre de la Junta y del equipo directivo, agradecemos sinceramente a Renée por sus incansables esfuerzos hacia la construcción de la empresa que tenemos hoy”, ha añadido el director ejecutivo, “y la apoyamos plenamente en esta decisión”.

Pero la marcha de Renée James no es la única que tendrá que afrontar Intel durante los meses que se vienen encima.

Están previstas las salidas de Hermann Eul y Mike Bell. Además, el presidente de Intel Capital, Arvind Sodhani, también dejará de forma parte de la estructura directiva en enero, momento en el que será sustituido por el presidente de Fusiones y Adquisiciones, Wendell Brooks, que comenzará a asumir ambos papeles.

Más allá de Brooks, otros directivos a los que Intel ha decidido aumentar su poder son Aicha Evans, ahora miembro del Comité de Dirección, y Josh Walden, que al parecer se encargará de todos y cada uno de los equipos implicados en el desarrollo de nuevas tecnologías.

Por su parte, tal y como recuerda Intel, Chris Young dirige desde principios de mes la nueva Intel Security.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor