Intel retrasa el lanzamiento de su smartphone por culpa de Nokia

Movilidad

El CEO de Intel, Paul Otellini, no ha tenido reparos en reconocer públicamente que su asociación con Nokia para desarrollar MeeGo fue simple y llanamente un error cuya principal consecuencia es el retraso en el lanzamiento de su nuevo smartphone.

Nokia fue el socio equivocado”, ha asegurado el CEO durante una reunión con los inversores que la compañía celebró ayer.

Recordemos que Nokia e Intel unieron sus fuerzas para sacar adelante el proyecto MeeGo, un sistema operativo basado en Linux que Nokia ha dejado de lado tras anunciar su alianza con Microsoft.

Otellini ha asegurado que se sintieron decepcionados por el cambio de rumbo de la compañía finlandesa, pero “no nos quedamos de brazos cruzados” y siguieron apostando por MeeGo.

Desde ese momento, otras compañías como LG se han sumado al desarrollo de este proyecto pero la salida de Nokia ha provocado retrasos en los planes de Intel, que pensaba lanzar su propio smartphone a mediados de este mismo año.

De esta forma, los primeros teléfonos de Intel con chip Medfield de 32 nanometros no llegarán hasta “la primera parte del próximo año”, según ha confirmado Otellini. El CEO no ha querido dar más detalles sobre el nuevo terminal aunque sí ha hablado sobre su rivalidad con ARM, compañía que actualmente lidera el segmento móvil.

La ventaja de Intel frente ARM es que no tenemos que pagar por la energía. No hay ventaja en estar en deuda con otra persona, pagándole royalties, lo que reduciría nuestros beneficios totales”, ha explicado el CEO durante su conferencia.

 

Más información en eWEEK

 

 

 

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor