Intel revela los precios y velocidades de reloj de sus Nehalem

CloudProveedor de ServiciosProyectos

Se trata de la primera línea de procesadores basada en la microarquitectura Nehalem, los Intel Core i7, que estarán disponibles a finales de noviembre.

Esta nueva gama de chips estará enfocada a los entusiastas del PC y al mundo de los videojuegos. Los procesadores Intel Core i7 partirán de una velocidad de reloj de 2,66 GHz y llegarán hasta los 3,20 GHz.

En cuanto a los precios, que están calculados sobre pedidos de 1.000 unidades, el primero de ellos, a 2.66 GHz, se situará en torno a los 284 dólares, mientras que la gama media (2,93 GHz) subirá hasta los 562 dólares. El precio más alto ofrecido por la compañía hace referencia los modelos de 3,20 GHz, que ascenderán a los 999 dólares.
El diseño de esta microarquitectura obligará a los usuarios a adquirir también nuevas placas base y, además, tendrán que actualizar la memoria a las recientes DDR3.

Durante el final de año y a lo largo del 2009, la compañía lanzará nuevas modalidades de esta microarquitectura enfocadas también a las empresas. Es el caso de los Nehalem para estaciones de trabajo y servidores de un socket. Los chips diseñados para servidores de dos sockets se presentarán más adelante.

Una de las mejoras más importantes de esta nueva microarquitectura es el proceso de fabricación en 45 nanometros, muy por debajo de los anteriores a 65 nanómetros. Asimismo, incorporarán cuatro núcleos con 8 Mbytes de memoria caché L3.

Otra mejora significante es la utilización de un controlador de memoria integrado, que es la parte de la CPU que se comunica con los módulos de memoria DDR. Este controlador ahora se encuentra completamente integrado, lo que significa que se elimina el tradicional uso de FSB (Front Side Bus). Este nivel de integración permitirá mayores niveles de rendimiento sin necesidad de aumentar las velocidades de reloj del procesador, lo que también incide en un menor calentamiento del sistema.

Los procesadores Nehalem permitirán a Intel crear modelos completamente escalables desde dos hasta ocho núcleos. Cada uno de ellos puede soportar dos hilos de instrucciones que permiten a los chips llevar a cabo varias tareas de forma simultánea.

Por último, Intel también introducirá la tecnología denominada QuickPath, ideada para la interconexión de alta velocidad entre los chips para conectar con otros componentes que estén en distintos lugares de la placa base.
Pero Intel sigue desarrollando nuevos productos, y ya se habla de la fabricación de los procesadores construidos sobre arquitectura de 32 nanómetros.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor