Intel se apoya en las marcas chinas para su avance en el mundo tablet

EmpresasMovilidadTabletas

Intel desea recuperar el terreno perdido frente a los principales fabricantes de chips para dispositivos móviles del mercado y para lograrlo ha decidido apostar por China.

Brian Krzanich, CEO de Intel, considera que las marcas lowcost chinas pueden ayudar a su compañía ha hacerse un hueco en el universo de las tabletas.

El dirigente estuvo recientemente en China para reunirse con empresas locales y convencerlas de que Intel ya no se dedica solo a trabajar en el mercado de PCs, y puede ofrecer productos para un amplio número de dispositivos.

La compañía de Santa Clara desea reverdecer viejos laureles y para ello debe reducir su presencia en el mercado de PCs, que sigue mostrando una tendencia a la baja de los ingresos, y aumentarla en el campo de las tabletas y teléfonos inteligentes.

En concreto, Krzanich se ha fijado como objetivo lograr que de las 300 millones de tabletas que se produzcan este año, al menos 40 millones lleven los chips de Intel, indican en TechEye.

Lo cierto es que el problema de Intel en China es que debe competir contra fabricantes que presentan procesadores mucho más baratos que los suyos.

Un ejemplo de esto puede verse en el hecho de que los procesadores para tabletas producidos por Intel cuestan entre 20 y 50 dólares, mientras que fabricantes chinos como Rockchip, ofrecen sus procesadores por un precio de alrededor de 5-10 dólares.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor