Intel Xeon E5-2600: Servidores hasta un 80% más potentes

CloudDatacenterProveedor de ServiciosProyectosServidores

Diseñados para procesos en la nube, los nuevos procesadores de Intel llegan con el módulo de E/S integrado en el propio encapsulado para triplicar las transferencias de datos.

Intel ha anunciado oficialmente la nueva generación de microchips para servidores, la serie Intel Xeon E5-2600, que proporcionarán un rendimiento muy superior gracias a la combinación de distintas novedades tecnológicas, tal y como asegura el fabricante.

En concreto, son capaces de mejorar hasta un 80% el rendimiento que proporcionaba la anterior generación Intel Xeon X5690, así como triplicar la velocidad de transferencia de Entrada/Salida gracias a la integración en el propio encapsulado del módulo E/S, que hasta ahora se encontraba en capas externas.

El resultado de estos avances se antoja ideal para utilizar los microprocesadores en servidores donde se requieren elevadas cargas de trabajo, como los entornos basados en cloud computing. Intel declara que la nueva tecnología Xeon E5-2600 arroja el mejor rendimiento por vatio para el datacenter.

La aparición de los nuevos chips atiende a las crecientes necesidades de computación, con el número de dispositivos conectados aumentando de forma inexorable. “El crecimiento al que asistimos en la computación en la nube y en el número de dispositivos con conectividad está transformando la forma en que las empresas emplean los productos y servicios informáticos”, ha señalado Carlos Clerencia, director de Sector Público y Corporativo de Intel Corporation Iberia.

Se calcula que en 2015 habrá más de 15.000 millones de dispositivos conectados y 3.000 millones de usuarios con acceso. Ello hará que el volumen de tráfico IP aumente a un ritmo anual del 33% hasta superar los 4,8 ZetaBytes dentro de 3 años.

Los nuevos procesadores Intel Xeon E5-2600 llegan al mercado con hasta 8 núcleos y 16 hilos de proceso. Serán capaces de gestionar hasta 768 GBytes de memoria. Otra de las particularidades de la tecnología implementada es la inclusión de un nuevo juego de instrucciones capaces de doblar el rendimiento en aplicaciones de computación intensiva, desde las empleadas en análisis financieros hasta la creación de contenidos multimedia. Se trata de Intel Advanced Vector Extension (Intel AVX).

La arquitectura Sandy Bridge está detrás de los nuevos chips. Como adelantábamos en líneas anteriores, su diseño incluye el módulo de Entrada/Salida dentro del propio encapsulado utilizando las tecnologías Intel Integrated I/O (Intel IOO) e Intel Data Direct I/O (Intel DDIO).

En total, la nueva familia Intel Xeon E5-2600 estará compuesta por 17 procesadores que irán apareciendo paulatinamente durante los próximos meses al mercado. Sus precios irán desde los 198 dólares a los 2.050 dólares en pedidos de mil unidades.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor