Intel y AMD pasan de DDR3, de momento

Empresas

La implantación masiva del estándar sucesor de las memorias DDR2, que promete mejoras en el rendimiento y menor consumo energético, será aplazada hasta 2010 según indican los fabricantes de placas base en Taiwán.

Los precios de la memoria DDR3 no ha caído tanto como Intel esperaba y tampoco la demanda de la plataforma basada en microprocesadores Core i7 ha cumplido las expectativas, por lo que el gigante del chip ha decidido retrasar el lanzamiento de los nuevos chipsets de la serie 5, con soporte exclusivo para memoria DDR3, como mínimo hasta septiembre de este año.

Por su parte, AMD, tiene dificultades para lograr la estabilidad y compatibilidad necesaria para el controlador de memoria integrado DDR3 en la serie AM3, por lo que no es probable una transición masiva hasta que puedan proporcionar una BIOS viable, añaden las fuentes.

Tampoco ayudará a la transición a DDR3 el notable recorte de ventas de los ordenadores de sobremesa frente a los equipos portátiles. “No está el horno para bollos” y la inversión a realizar no compensa actualmente el aumento de rendimiento, excepto en equipos entusiastas, que como vemos por las cifras del Core i7 tienen una demanda mínima.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor