Intel y Luxottica preparan sus propias gafas inteligentes al margen de GoogleGlass

ComponentesWorkspace
0 0 No hay comentarios

Mientras el silencio más absoluto se cierne sobre el pretendidamente revolucionario dispositivo de Google otras marcas intentan explorar por su cuenta este nicho de mercado, quién sabe si con mayor fortuna.

Las dos firmas ya mantienen sendos acuerdos comerciales con Google precisamente enmarcados en el desarrollo de las gafas inteligentes GoogleGlass pero en paralelo han decidido apostar también por lanzar un modelo propio.

Entre otras marcas Luxottica es propietaria de Chanel, Oakley, Ray Ban o Tiffany por lo que podríamos estar ante una aproximación completamente distinta de la que han efectuado desde Mountain View con su wearable. Es posible que este otro enfoque llegue a gozar de una mayor aceptación popular por el aporte de diseño de Luxottica y su posible integración en modelos de gafas de sol o graduadas.

En este sentido las GoogleGlass quedan como un dispositivo ajeno por completo al campo de la óptica más allá de que se lleva sobre un armazón que al estilo de unas gafas queda situado en la cara del usuario en una posición similar a la de las gafas y sostenido por orejas y nariz, pero tal vez el rechazo q han experimentado las GoogleGlass quede mitigado si el dispositivo queda integrado en la montura de unas gafas con aspecto de ser gafas, más allá de que esto no acabaría con los recelos de los más precavidos con su intimidad.

Intel y Luxottica ya llevan algún tiempo trabajando en este dispositivo común que incluiría sensores de temperatura y ubicación y el primer modelo podría llegar al mercado a lo largo de 2015.

A pesar de todo una encuesta realizada el pasado año a potenciales consumidores de este tipo de productos interesados en estar a la última (early adopters), preguntados sobre su intención de compra de dispositivos wearables se obtuvo como resultado que un 45 % preferían adquirir un smartwatch o reloj inteligente y sólo un 10 % mostraban preferencia por las gafas inteligentes, aunque también hay que reseñar que en el momento de efectuar dicha encuesta la regencia inevitable en este último campo eran las GoogleGlass, con lo que habría que contar también con el porcentaje de quienes puedan no estar interesados en un diseño como el de este dispositivo pero sí se muestren más atraídos por unas gafas inteligentes con más aspecto de gafas que de dispositivo electrónico.

Y mientras nos queda aguardar hasta comprobar qué sucede finalmente con las GoogleGlass.

vINQulo

Reuters

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor