Intel y sus primeras unidades de almacenamiento SSD

intelssd_nrml.jpg

Los responsables de Intel están convencidos de que ampliando la capacidad de almacenamiento (hasta 160 Gbytes) de las unidades SSD satisfarán las necesidades de las empresas.

Intel lleva tanto tiempo fabricando memorias flash en estado sólido como microprocesadores, lo que representa cerca de 20 años. Sin embargo, el mayor fabricante de chips del mundo no anunció sus primeras unidades de almacenamiento SATA basadas en dispositivos flash hasta el pasado 19 de agosto en el Intel Developer Forum.

Las unidades SATA (Serial ATA) en estado sólido de alto rendimiento de Intel son dispositivos de almacenamiento que emplean memorias flash par almacenar los datos de un ordenador, emulando—e incluso reemplazando—a los discos duros en algunas máquinas.

La memoria NAND flash, cuyo rendimiento en las operaciones de lectura y escritura es mayor que el de los discos duros convencionales, fueron inventadas por Toshiba a mediados de la década de los 80 y constituyen el núcleo de los dispositivos USB de almacenamiento extraíbles conocidos como unidades flash USB, así como de la mayor parte de las tarjetas de memoria disponibles en la actualidad. Los iPod e iPhone de Apple son dos de los mayores éxitos comerciales actuales de los dispositivos NAND flash.

Las soluciones flash SSD están penetrando poco a poco en el mercado de los centros de datos corporativos introducidas por EMC, que comenzó a ofrecer las unidades flash como una opción en sus servidores de almacenamiento Symmetrix tope de gama durante el paso mes de marzo.

Sin embargo, los analistas de la industria opinan generalmente que es demasiado pronto para pronosticar cómo se comportarán estos primeros dispositivos SSD de alto rendimiento en entornos de producción 24/7.

¿Preparados para la empresa?

“No todos los dispositivos SSD son iguales. Nosotros realmente no estamos conformes con el rendimiento que ofrecen las unidades SSD que se comercializan en la actualidad”, afirmó Troy Winslow, Product Manager de Intel. “Llevamos mucho tiempo trabajando en esto; Intel conoce en profundidad la tecnología de estado sólido. Los nuevos dispositivos SSD que estamos anunciando hoy están estableciendo el estándar de rendimiento de las soluciones SATA SSD, tanto de las memorias no volátiles como de los dispositivos en estado sólido.”
“Reducen las diferencias que existen actualmente entre la memoria y la CPU.”
La nueva gama de chips contempla almacenamiento MLC (celdas multinivel) y SLC (celdas de un único nivel).

La nueva línea de productos SSD, diseñados para ser integrados en portátiles, todo tipo de dispositivos móviles y servidores, abarca lo siguiente:
—Servidores: Unidades Intel SATA de alto rendimiento de 1,8 y 2,5 pulgadas; disponibles en capacidades que abarcan desde 32 hasta 160 Gbytes (tanto MLC como SLC); destinadas al mercado de clientes y servidores de almacenamiento. Intel está mostrando ahora soluciones SSD de 32 Gbytes SLC y 80 Gbytes MLC; prácticamente todos los dispositivos MLC estarán disponibles en septiembre, y los SLC en noviembre.
—Portátiles y máquinas de escritorio: La tecnología Intel Turbo Memory acelera la ejecución de aplicaciones permitiendo controlar directamente aquellas que es necesario acelerar; el usuario podrá determinar qué aplicaciones y archivos se almacenan en la memoria no volátil.
—Servidores embebidos: Intel Z-U130 (para USB).
—MIDs (dispositivos portátiles): Intel Z-U140 (PATA PoP).
—Ordenadores portátiles y de escritorio en red: Intel Z-P230 (módulo PATA): incluye una interfaz IDE estándar; está disponible en capacidades de 4 y 8 Gbytes; en septiembre están disponibles unidades de 16 Gbytes. Accesos para lectura/escritura: hasta 35/7 Mbytes por segundo.
Las noticias más importantes para las empresas, sin embargo, atienden al elevado rendimiento de las unidades SSD SATA.

“El rendimiento de la CPU se ha apoyado especialmente en las mejoras que hemos introducido en la arquitectura del núcleo de nuestros procesadores y en la arquitectura multinúcleo, y se ha doblado 175 veces a lo largo de los últimos 12 años, mientras que la productividad de los discos duros sólo se ha incrementado en un 30%”, afirmó Winslow.

“En realidad, la memoria es incapaz de alimentar correctamente a la CPU. Por esta razón, hemos invertido nuestro tiempo en el desarrollo de dos tipos de soluciones SSD: para la empresa y para los ordenadores portátiles y de escritorio. Y hemos puesto el listón muy alto con las unidades SSD de 32 y 160 Gbytes.”

Preguntas acerca de la durabilidad

La tecnología MLC está diseñada para ordenadores de sobremesa y portátiles; SLC para chips flash para entornos corporativos. Winslow mencionó que Intel ha conseguido finalmente poner a punto un chip MLC flash que proporcionará un rendimiento en operaciones de lectura y escritura de 250 Mbytes por segundo y que, como esperan, tendrá una vida útil de al menos cinco años en entornos de PC y portátiles.”
El contrapunto de las memorias flash lo pone el hecho de que su durabilidad no está clara.

“El reto para la industria ha sido diseñar memorias flash NAND que puedan hacer más cosas que facilitar grandes transferencias de archivos de música y fotos hacia y desde llaves USB”, aseguró Winslow.
“En el mundo de la informática nos estamos enfrentando con bloques de datos mucho más pequeños, así como con lecturas y escrituras mucho más frecuentes. Con nuestro controlador propietario, nuestro firmware y la arquitectura de 10 canales, hemos sido capaces de diseñar un dispositivo MLC sin competencia”, afirmó.
La mayor parte de las unidades flash SSD que se comercializan en la actualidad utilizan sólo cuatro o seis canales en su arquitectura. Winslow dijo que las soluciones de Intel pueden ser virtualizadas desde 10 canales físicos hasta más de 20 canales virtuales, lo que incrementa el rendimiento notablemente.
Intel hizo públicas las especificaciones y algunas pruebas de rendimiento de sus soluciones SSD durante el IDF que se celebró el pasado mes de agosto.