Intel declara ante la sede de la CE

AlmacenamientoDatos y AlmacenamientoEmpresas

Los dirigentes de la compañía se encuentran en Bruselas para defenderse de las acusaciones de haber llevado a cabo prácticas contra la competencia.

Intel se presentó ayer en la sede la Comisión Europea (CE) en Bruselas para responder a las preguntas de los comisarios en la investigación abierta en su contra el pasado año por supuestas prácticas contra la competencia. La reunión se llevó a cabo a puerta cerrada y continuará durante el día de hoy con la comparecencia de Advanced Micro Devices (AMD), rival de Intel y parte implicada en todo este caso.
En enero del año pasado, la CE acusó a la fabricante de chips de favorecerse de su posición dominante en el mercado para perjudicar a las empresas de la competencia. La sangre no llegó al río, pero la decisión de Intel de bajar los precios a partir del pasado mes de julio un 50 por ciento con el objetivo de robar cuota de mercado a AMD volvió a encender la alarma del ente comunitario que, días después del anuncio, acusó a Intel de cometer varios abusos de mercado.
Chick Mulloy, portavoz de la compañía, ha declarado a The Wall Street Journal que los representantes de la empresa están intentando “convencer a la CE de que éste es un mercado competitivo y su comportamiento es el propio de un mercado de estas características, para beneficio del consumidor”. El propio CEO de la compañía, Paul Otellini, se encuentra en la capital belga para atender las demandas del órgano comunitario.
Los abogados antimonopolio dicen que los reguladores podrían perseguir dos vías. La primera es que la UE quiera investigar la naturaleza de la rebaja de los precios que Intel llevó a cabo en sus productos, la cual ha sido definida por Jens Drews, portavoz de AMD, como “pagos para la exclusividad”. Los abogados dicen que supondría un gran problema para la compañía si se descubriera que ha pagado a algún cliente para que no usase productos de AMD.
Por otro lado, es posible que la comisión pueda oponerse a las rebajas de Intel simplemente porque la compañía controla la mayor parte del mercado. La firma estadounidense cuenta con el 80 por ciento del mercado mundial de procesadores x86, usados por los ordenadores de Microsoft. Hasta el momento Intel siempre ha negado llevar a cabo los “descuentos por lealtad” a ciertos clientes, como se le acusa.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor