Intel desafía a sus rivales de chips móviles

Movilidad

Pat Gelsinger, vicepresidente de Intel, sostiene que los chips de Arm carecen de una base de clientes de software y hardware estandarizada, por lo que no cree que vaya a suponer ninguna amenaza para sus nuevos y flamantes Atom.

Aunque reconoce que su compañía ha llegado con retraso, Gelsinger confía en poder dominar el mercado de los chips móviles a largo plazo, ofreciendo compatibilidad con el software más utilizado en PCs y dispositivos móviles.

Durante un encuentro con la prensa celebrada con ocasión del 40 aniversario de Intel, su vicepresidente aseguró que los rivales como Arm no representan una amenaza para la compañía. Está convencido de que la compatibilidad de la plataforma x86 en los móviles disparará la adopción de chips en aquellos usuarios que buscan poder utilizar las mismas aplicaciones en múltiples dispositivos.

Arm puede tener un espacio mayor en el segmento móvil, pero carece del ecosistema necesario, dijo Gelsinger. “Existen distintas y numerosas arquitecturas Arm, múltiples licencias que son compatibles con Arm, y muchos sistemas operativos diferentes y fragmentados que funcionan con este chip. Pero no hay…ecosistema”.

Además, Gelsinger sostiene que el coste de crear chips adaptados a cada cliente es muy alto, por lo que a la larga el modelo de negocio de Arm será insostenible. La fabricación de chips con obleas de 450 milímetros ayudará a Intel a reducir costes por chip y le permitirá ahorrar en recursos como agua y energía. Al final, será Intel la que pueda bajar los precios, aseguró el directivo.

vINQulos
InfoWorld

Qualcomm compite con Intel donde más le duele: la eficiencia energética

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor