Intel despeja fantasmas en Wall Street

AlmacenamientoDatos y AlmacenamientoEmpresas

La compañía se ha ajustado a las previsiones en el Q1, mientras que supera las expectativas de los analistas para el resto del curso financiero.

Intel se ha unido hoy al selecto club de empresas que se están mostrando resistentes a la desaceleración de la economía global, más si nos atenemos a las dudas que había acerca de la demanda del sector de los ordenadores. Tras conocerse los resultados, sus acciones aumentaron un 8 por ciento su valor bursátil.
Intel ha registrado un descenso del beneficio neto del 12 por ciento (1.440 millones de dólares, 0,25 dólares por acción), cuando Wall Street preveía 1.640 millones de dólares; y un aumento de la cifra de negocios del 9 por ciento, con 9.670 millones de dólares, una cifra que supera los 9.630 millones de dólares que estimaban los analistas.
Mientras, la fabricante de microprocesadoresaumentó un 9 por ciento sus ingresos en el primer trimestre del año, con 9.670 millones de dólares, frente a los 8.850 millones de dólares del mismo periodo del año anterior.
Las ventas de microprocesadores (4.510 millones de dólares) han caído respecto al Q4 de 2007, si bien respecto al Q1 del pasado curso han crecido un 15 por ciento. El negocio de las memorias flash NAND, donde recientemente Intel ha formado Numonix, una ‘joint venture’ con STMicroelectronics, ha visto cómo crecía el volumen de ventas al mismo tiempo que se registraba una pronunciada bajada de precios.
Pero lo que realmente ha contentado a los inversores ha sido el apartado de previsiones, ligeramente superiores a lo esperado. La firma californiana augura un margen de beneficio del 56 por ciento para el Q2, frente al 54,9 por ciento previsto anteriormente; mientras que para todo el año esta cifra subiría hasta el 57 por ciento, cuando se esperaba un 56 por ciento.
“El primer trimestre ha supuesto un muy buen comienzo de 2008”, ha señalado el CEO de la compañía, Paul Otellini, tras dar a conocer los resultados de la empresa. Otellini ha resaltado que esto “demuestra el fortalecimiento de nuestro negocio principal y un entorno de mercado global sólido”, informa The New York Times. “Hemos observado una fuerte demanda de nuestros procesadores y chipsets más innovadores en todos los segmentos de mercado”, ha señalado.
“Mirando hacia el futuro, seguimos siendo optimistas sobre nuestras oportunidades de crecimiento, ya que seguimos aprovechando los beneficios de nuestro liderazgo en tecnología de fabricación a 45 nm”, afirma Otellini.
Los resultados de Intel cobran más importancia si se comparan con el estado de su principal rival, Advanced Micro Devices (AMD), que hace unos días anunció el despido del 10 por ciento de su fuerza de trabajo y que inquietó a los analistas sobre un posible bajón en la demanda del mercado de los ordenadores.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor