Intel modifica a la baja sus previsiones para el Q4

AlmacenamientoDatos y AlmacenamientoEmpresas

La debilidad de la demanda hará que sus resultados se sitúen por debajo de lo esperado.

El fabricante de procesadores Intel acaba de anunciar que, previsiblemente, durante el cuarto trimestre del año sus resultados estarán por debajo de lo esperado. Respecto a los 8.000 millones de euros de ingresos que se contemplaban para este cuarto ahora se estima que únicamente podrían obtenerse unos 7.200 millones.

Buena parte de esta reducción es culpa de que, debido a la crisis, los usuarios compran menos. Fuentes de Intel comentan “los ingresos se están viendo afectados por la débil demanda en todos los segmentos del mercado”. A consecuencia de esto la empresa de Santa Clara, que tiene chips en el 75 por ciento de ordenadores del mundo, está reduciendo sus inventarios de componentes.

Durante el tercer trimestre los beneficios netos de Intel se situaron en 1.600 millones de euros, cifra que supone un 12 por ciento más que en el Q2. Al anunciar dichos números el fabricante ya destacó que sus ventas en el último cuarto del año podrían estar por debajo de lo previsto.

Asimismo, Intel reduce también su estimación de margen bruto, que del 59 por ciento esperado para a un 55 por ciento, dos puntos arriba o abajo, según informaciones ofrecidas por Efe.

Para Intel esta es una de las peores crisis a las que ha hecho frente, ya que según la empresa, los clientes de todo el mundo están recortando los pedidos “agresivamente” debido al descenso generalizado de las ventas. El consejero delegado de la marca, Paul Otellini espera que sea la peor de su vida.

Autor: apayo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor