Intel responde a la acusación por monopolio de la Unión Europea

ComponentesWorkspace

La compañía ha respondido formalmente a la Declaración de Objeciones que la Comisión Europea le mandó en julio por prácticas monopolísticas en el canal.

Lo que le reprochaban era que se dedicase a ofrecer descuentos a los mejores vendedores que se comprometían así a no vender otros productos de la competencia. Bruselas considera que estos descuentos atentan contra las leyes antimonopolio de la Unión Europea cuando se hacen en un mercado en el que Intel es líder.

Afortunadamente para Intel, su conocido hábito de entregar descuentos y subsidios publicitarios a través del programa exclusivo que tiene para el canal y del que se benefician los que sólo comercializan Intel no es ilegal en los Estados Unidos, aunque AMD le haya demandado allí por lo civil por esta y otras prácticas.

La respuesta formal de Intel no es sino el último movimiento en la disputa que mantiene con la Unión Europea desde hace años. Bruselas tiene vigilada a Intel desde mucho antes de que hiciera una inspección en 2005 en las oficinas que tiene en Europa.
Incluso entraron en las oficinas de Dell para ver si encontraban evidencias de que estaban recibiendo bonificaciones de Intel para que no utilizasen chips de AMD.

Ahora que Intel ha bajado los precios, este tipo de prácticas “ventajosas” para sus vendedores más fieles y que tantos problemas le ha acarreado en Estados Unidos, Europa y Corea pueden llegar a su fin.

vINQulos
Ars Technica

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor