El reto de la inteligencia artificial: hacer que las máquinas recuerden lo aprendido

CienciaInnovación

Incorporar modularidad al “cerebro” de las máquinas, como en el ser humano, permitirá que los ordenadores aprendan habilidades sin sobreescribir el conocimiento anterior.

Actualmente los ordenadores olvidan drásticamente lo que aprenden. Tan pronto como incorporan una nueva habilidad desechan las viejas.

Este es un problema que podría resolver la inteligencia artificial. Ocurre porque los “cerebros” informáticos a menudo se reconfiguran a sí mismos, lo que hace que sea difícil para un equipo no solo conservar viejas lecciones sino también aprender las tareas que requieren una secuencia de pasos.

“Los investigadores tendrán que resolver este problema de olvido catastrófico para mejorar la producción y el rendimiento de los ordenadores y robots con inteligencia artificial”, ha afirmado Jeff Clune, profesor de ciencias informáticas en la Universidad de Wyoming.

¿Qué haría falta para que un cerebro de una computadora pueda retener lo que sabe y aprender cosas nuevas?, esto es lo que han averiguado estos científicos, tal y como recoge The Atlantic.

En los seres humanos y los animales la modularidad del cerebro evolucionó como la mejor manera de organizar las conexiones neuronales, permitiéndonos aprender una nueva habilidad sin sobrescribir el conocimiento de otra previamente interiorizada.

La modularidad parece ayudar también a las máquinas, como a los humanos, a retener lo que saben.

Con el fin de fomentar la modularidad en el “cerebro” de los ordenadores, los investigadores han incorporado lo que llaman los costes de conexión, que muestran el nivel que una computadora puede alcanzar para recordar una vieja habilidad una vez que ha incorporado a sus procesos una nueva.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor