Sí, internet ha cambiado el mercado

Empresas

La Convergencia Digital. Jacinto Cavestany, vicepresidente para Iberia y Latam de BT, deja claro con una avalancha de datos que el mundo business ha cambiado gracias a internet y que a las empresas no le queda más remedio que adaptarse.

Llega en una hora complicada: Jacinto Cavestany, vicepresidente para Iberia y Latam de BT, ha tenido que enfrentarse al auditorio del curso de verano de Asimelec y la UPM La convergencia digital justo antes de comer. Una hora, en efecto, mala, pero a la que ha sabido sobreponerse con una avalancha de datos de impresión que han apuntalado su mensaje y su alerta al mundo de los negocios.

Casi 2.000 millones de personas se conectar a internet móvil. Se enviaron 40 trillones de mails en 2009, el 81% de ellos es spam. Se publican 126 millones de blogs. El 96% de los millenials, los jóvnes de entre 12 y 20 tantos, están en las redes sociales.

Y en la avalancha de datos curiosos uno muy llamativo: un usuario de clase business de Singapour Airlines subió a YouTube un vídeo enseñando, sin comentarios, todos los pluses de los que estaba disfrutando. En los meses siguientes, las reservas en business subieron un 28% en Singapour Airlines.

La gente busca y compara cada día más los productos y las marcas:los clientes son cada día más exigentes, alerta Cavestany, al tiempo que han cambiado sus caminos hacia las marcas. Ya no importa lo que diga la publicidad o la propia compañía: ahora se confía en lo que publica un desconocido en un blog antes que en lo que la firma X diga en sus milmillonarias campañas.

“Facebook tiene 35.000 servidores” y sirve 1 billón de páginas al día, asegura. Unos datos todavía más impresionantes si se comparan con los que acababan de darse sobre los servidores de HP, una de las mayores compañías del mundo, con 10.000 servidores. Los social media son ya el presente: “Pueden hacer que tu empresa no exista o se desdoble en cinco años”, explica Cavestany.

A las empresas no les queda más que saber ver este nuevo tablero de juego. Si no, están perdidas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor