Internet ha podido con Blockbuster

Empresas

Blockbuster se acoge al concurso de acreedores mientras busca su nueva identidad en los tiempos del streaming.

Nació en 1985 y fue la demostración del éxito que se podía obtener si se sabían usar bien las bases de datos. Conocer a sus clientes les permitía ofrecer lo que querían ver. Blockbuster fue un éxito, su nombre se hizo famoso en todo el mundo – a pesar de ser una compañía más bien ligada al mercado estadounidense- y su caída ahora se ha convertido en paradigmática de la situación en la que se encuentra la industria de la que fue principal esponente.
La cadena de alquiler de películas se acaba de acoger al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, similar al concurso de acreedores español. Internet ha podido con Blockbuster y tras tres años de resistencia se ha acogido a lo inevitable.
Por el momento, sus 3.000 tiendas en Estados Unidos permanecerán abiertas, al tiempo que la firma garantiza la continuidad de los casi 25.000 empleos que genera, como informa Reuters. Sin embargo, caben esperar recortes y reestructuraciones que podrían afectar tanto a la plantilla como a las tiendas de la firma.
Blockbuster no continuará apoyando las operaciones de su filial en Argentina. En Canadá continuará sin embargo sin problemas ya que su situación económica es más saneada.
En el resto, Blockbuster tendrá que encontrar su camino para sobrevivir en el nuevo marco de negocio para contenidos que ha creado internet.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor