Internet llega a lo más alto, literalmente

Empresas

Ya es posible conectarse a Internet mediante servicios 3G en el campamento base del monte Everest, la cima más alta del mundo, gracias a los esfuerzos de una compañía privada de comunicaciones nepalí.

No sabemos que opinarán de esto las regiones rurales a escasa altitud que aún no disponen de servicios 3G, pero lo cierto es que tener acceso a Internet facilitará bastante las cosas a los montañistas, que hasta ahora dependían de los teléfonos que no siempre funcionaban y que suponían un gran gasto.

Ya han probado el servicio y parece que funciona, según explican los responsables del proyecto, que dicen haber realizado la “videollamada más alta del mundo” ya que se encontraban a 5.300 metros de altura.

El proyecto ha sido llevado a cabo por la compañía nepalí Ncell, de la que TeliaSonera posee el 80%.

Este logro “supondrá servicios de telecomunicaciones más rápidos y asequibles para la gente que vive en el valle de Khumbu, así como para los senderistas y los escaladores”, según ha explicado Lars Nyberg, jefe de TeliaSonera.

vINQulos

Reuters

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor