Internet móvil, a examen

Empresas

La OCU destapa en un estudio las vergüenzas de los servicios de internet “para llevar” que ofrecen las operadoras.

Atendiendo a las reclamaciones y recelos de los usuarios, la OCU ha decidido pasar a examen el servicio de internet móvil en nuestro país, haciendo una comparativa según operador. Vodafone, Movistar, Orange y Yoigo han sido evaluadas para establecer cuál de las principales compañías ofrece el servicio más ajustado a su oferta.
Los resultados son de lo más revelador. En primer lugar, Movistar es la única que cumple con su oferta. Gracias a su tecnología EDGE, la calidad de la señal en zonas rurales es mejor de la que ofrecen otros operadores (en algún caso prácticamente inexistente). Para las grandes ciudades, Movistar ofrece HSPA+, lo que permite alcanzar velocidades de 7 Mbps de descarga y 3 Mbps de subida, similar a un ADSL casero. La velocidad máxima anunciada por Movistar es de 10 Mbps/2 Mbps, a un precio de 49 euros al mes. Este es también el coste del servicio con Vodafone, que promete 21 Mbps/5,7 Mbps. El estudio de la OCU muestra que es la compañía que alcanza mayor velocidad en grandes ciudades.
El coste se reduce drásticamente al toparnos con Orange (29 euros los 12 primeros meses, después 39 euros mensuales), pero también lo hace la calidad de conexión, especialmente en zonas rurales, donde no ofrece una señal superior al GPRS, normalmente insuficiente para una conexión fluida a internet. Aún así, no tiene nada que envidiarle a Yoigo, que ofrece su servicio de internet móvil por 35 euros al mes. La compañía de Telia Sonera sólo tiene licencia para antenas UMTS, por lo que se ve obligada a recurrir a Movistar para completar su red de cobertura. Fuera de las ciudades su conexión se resiente, alternando la señal UMTS con la red GSM según los requerimientos. En las ciudades su velocidad no es la mejor, pero resulta suficiente para tener una conexión a internet fluida.
Entre los consejos de la OCU a la hora de elegir una tarifa, se recomienda principalmente optar por la compra de un módem libre, lo que facilitará los cambios de operador si el servicio no es el esperado. Asimismo, recuerda que si el uso de internet se va a limitar a consultas puntuales, elegir guiándonos por velocidad no es primordial, pero es conveniente evitar la navegación con tarifas roaming, ya que el control del gasto es muy limitado. Para aquellos que tengan dificultades en decidir, la OCU pone a su disposición una tabla comparativa que puede facilitar su elección.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor