Internet puede degradar el idioma, pero también potenciarlo

Empresas

Las nuevas tecnologías pueden convertirse en un aliado del español, aunque en ocasiones limiten sintácticamente el idioma o incluso lo degraden.

Una de las conclusiones del estudio ‘La calidad del español en la red. Nuevos usos de la lengua en los medios digitales’, presentado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander con motivo del XXIII Encuentro de las Telecomunicaciones es que las nuevas tecnologías tienen un efecto sobre la lengua.
La tesis del estudio establece que el idioma español no ha permanecido neutral a su utilización a través de nuevas plataformas tecnológicas como los SMS del móvil, los correos electrónicos o la prensa online. Sin embargo su influencia no ha sido tan negativa como aseguran los académicos más catastrofistas, aunque en algunos casos sí que limita sintácticamente la lengua o incluso degrada.
El estudio trata temas como la neografía (la proliferación de nuevas tipografías, ortografías y formas de escribir facilitadas por los programas informáticos), la aparición de neologismos, sobre todo anglicismos, la suspensión de las reglas ortográficas en los SMS, los correos electrónicos o los chat, la ciberescritura y la aparición de los emoticonos.
Como explicó Carmen Galán, de la Universidad de Extremadura, en el caso del español en el móvil se ha producido una evidente degradación del idioma. Galán cree que aunque la inmediatez determine la composición de los mensajes SMS, con una escritura “disortográfica de contenido superficial”, no se puede justificar su uso fuera de este medio “ni siquiera por razones de expresividad”, recoge EP.
En los emails, sin embargo, Alberto Hernando García-Cervigón, de la Universidad Rey Juan Carlos, cree que los jóvenes están desencadenando la creación de un nuevo código que presenta la marca propia del grupo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor