Interoute inaugura su primer datacenter distribuido de España

CloudDatacenter

Las nuevas instalaciones de Interoute en Madrid siguen el camino de un nuevo paradigma distribuido donde el negocio ya no está en el espacio, sino en la conectividad.

Las redes LAN y WAN han quedado completamente obsoletas. Así lo aseguraba en rueda de prensa la operadora Interoute, que a nivel europeo transporta el 25 por ciento de los datos que se mueven por Internet. “Ahora el problema es estar conectado o no”, declaraba para la ocasión Gareth Williams, CEO de la compañía.

DDC Madrid FachadaEs cierto que las Tecnologías de la Información y la Comunicación han mantenido una evolución frenética durante décadas, pero la llegada de los procesos basados en cloud computing ha derribado completamente las arquitecturas de red tradicionales. “Los centros de datos mastodónticos han dado paso a modelos distribuidos, más deslocalizados pero más eficientes para estar cerca de los clientes y que estos puedan elegir la o las infraestructuras que más interesen”, apuntaba Diego Matas, director general de Interoute Iberia.

En España, por ejemplo, el hosting tradicional ha crecido durante el último año un 1,3 por ciento, mientras que la modalidad de hospedaje cloud ha experimentado un 30 por ciento. Es ahí donde entran en juego los centros de datos distribuidos. Gracias a ellos es posible crear una infraestructura de red –también distribuida- que facilita que los clientes puedan desplegar cualquier recurso en cualquier lugar y, además, de forma muy rápida.

Es el modelo que Interoute ha adoptado en sus nuevas instalaciones de Madrid, situadas en el Polígono Empresarial Cardenal Herrera Oria y que hemos tenido la oportunidad de visitar con motivo de su inauguración.

Allí se han construido trece salas independientes que en la práctica funcionan como trece centros de datos distintos. En total, las instalaciones ocupan 4.500 metros cuadrados en diversas plantas, con 640 metros cuadrados dedicados a oficinas.

Sin embargo, lo más atractivo de esta construcción se encuentra en su capacidad eléctrica, que el propio Matas sitúa en niveles de Tier 3+. Dispone de 2 acometidas redundantes de alta tensión capaces de proporcionar una potencia nominal de 3.000 KW, con sus correspondientes SAIs y generadores que podrían aportar una autonomía de 45 minutos y 6 días respectivamente. La refrigeración también se encuentra dividida en 2 sistemas de 245 KW cada uno en configuración N+1.

En el lado de la conectividad, Matas explicaba que el centro dispone de 4 líneas independientes de fibra óptica que llegan desde distintos lugares del exterior, pero que están conectadas a la red troncal de 100 G de Interoute. En total, son 6 los proveedores nacionales y 2 internacionales que dan servicio a los clientes de la compañía.

Este datacenter distribuido forma parte de la plataforma Unified ICT de Interoute a nivel europeo, por lo que está integrado con el resto de centros de datos ya existentes en París, Ámsterdam, Berlín, Estocolmo, Gante, Ginebra, Londres, Múnich, París y Zúrich. El resultado de este conglomerado de centros de datos y redes de comunicación “hacen de Interoute el mayor operador de Europe, con la intención de continuar siéndolo”, finalizaba el CEO de la compañía.

El nuevo datacenter forma parte de la red propia paneuropea desplegada por Interoute
El nuevo datacenter forma parte de la red propia paneuropea desplegada por Interoute
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor